Inicio Actualidad El narco y sus ataques con C4 convierten a México en campo...

El narco y sus ataques con C4 convierten a México en campo de guerra

En México ningún gobierno parece hacer gran cosa para poner en orden a los cárteles de la droga, que cada día lucen más poderosos y sofisticados, al grado de tener el control de ciertos territorios, y de usar armas de alta tecnología, como  drones que lanzan explosivos, método de ataque relativamente nuevo en este país.

Los recientes ataques con drones registrados el martes 11 de enero contra una comunidad del estado sureño de Michoacán, donde fue bombardeada presumiblemente con explosivo C4 una residencia en Tepalcatepec, son sólo un ejemplo de varios que han ocurrido en meses pasados.

Notas periodísticas atribuyen los bombardeos al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), organización que ha crecido sin par en los últimos años y que acaso haya desplazado ya al Cártel de Sinaloa (cuyo líder histórico es Joaquín “El Chapo” Guzmán) en muchas plazas del país.Un video retomado por Infobae muestra cómo al final un dron de los que atacaron habría podido ser derribado por pobladores de Tepalcatepec.

Ya a mediados de agosto de 2020, el corresponsal de La Silla Rota en Michoacán daba cuenta de drones cargados con C4 usados por el CJNG desde el aire, al tiempo que desde tierra atacaban a Tepalcatepec con fusiles de asalto, Barrett calibre .50 y lanzagranadas.

El periodista Juan Manuel González describía haber dado cuenta que en abril de 2020 los ataques del CJNG se habrían dado contra Tepalcatepec con avionetas que despegaban desde campos en Jalisco, el estado colindante, desde las cuales lanzaban “artefactos cargados de C4”, un explosivo que sólo las Fuerzas Armadas tienen permitido usar.

Desde 2013 diversas fuentes han señalado que este grupo dejó de ser una  fuerza local para convertirse en una regional e incluso con presencia en todos los continentes. Estaría operando en Estados Unidos, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Bolivia, Chile, así como en Europa, Asia y Oceanía, e incluso tendría conexiones con la Yakuza de Japón y el Hezbolá.

El martes 20 de abril de 2021, se dieron ataques presuntamente del CJNG con drones contra la Policía de Michoacán, según reportó RT (Russia Today en español). Los hechos ocurrieron cerca de la ciudad de Aguililla, hiriendo al menos a dos elementos uniformados.  El 26 de mayo de 2021 se registraron ataques con drones que lanzaron explosivos allí mismo (en Aguililla Michoacán). Un video publicado por Milenio da cuenta de que ese habría sido ya el quinto ataque de ese tipo en tal zona.

El 4 de septiembre de 2021, habitantes de Michoacán relataron a Radio Fórmula cómo habían estado siendo atacados por los drones:

Para protegerse de los ataques del CJNG, “los grupos de autodefensas de Tepalcatepec, Michoacán, cavaron y construyeron una trinchera y un fortín, que les llevó meses hacer. De acuerdo con los miembros del grupo de Juan José «El Abuelo» Farías, el fuerte es para salvaguardarse de los drones que «avientan explosivos C4». Justo hace 10 días, «los jaliscos», sicarios de Nemesio «El Mencho» Oseguera, volaron un dron sobre el fortín de los autodefensas, el cual les arrojó una granada de mortero de 60 milímetros, cuya capacidad destructiva es mucho mayor que la de una granada de mano”, se describe.

«Basta con que la punta del pequeño misil toque el suelo para que  la bomba estalle y devaste todo lo que se encuentre a 16 metros a la redonda», comentó el brillante investigador de «Por la mañana», Humberto Padgett, quien pudo permanecer con las autodefensas.

El 22 de noviembre de 2021, las autoridades lograron hacerse de imágenes del “Flaco Drones”, uno de los supuestos responsables de operar los drones cargados con explosivos, para el CJNG.

Finalmente, el pasado 8 de diciembre de 2021, una supuesta célula del CJNG atacó con drones cargados de explosivos a los habitantes de Villa Victoria, en Chinicuila, Michoacán, según reporte del diario mexicano El Universal.


Publicidad