Inicio Actualidad El nuevo director del Lliure ganará la mitad que Lluís Pasqual

El nuevo director del Lliure ganará la mitad que Lluís Pasqual

El próximo director del Teatre Lliure tendrá una retribución de 96.000 euros brutos anuales, ampliables a un tope de 25.000 más por espectáculos dirigidos. Así, el techo se fijaría en 121.000 euros, cifra que significa 84.000 menos de lo que cobró en la última temporada el anterior responsable del teatro, Lluís Pasqual, y menos de la mitad de su sueldo en la del 2016, tal como desvelaba este diario el pasado septiembre, citando datos de la última auditoría del centro, realizada el pasado marzo. 

La Fundació Teatre Lliure-Teatre Públic de Barcelona ha publicado este miércoles las bases del concurso para la contratación de la dirección del Lliure que fueron aprobadas el pasado 26 de octubre por el patronato. Según ellas, se seleccionará al nuevo director por un periodo de cuatro años, con posibilidad de prórroga por cuatro más

Con esta reglamentación, que pretende un “estricto control” de los gastos, no se repetirán las cifras cobradas por Pasqual (quien dimitió el pasado 1 de septiembre tras acusaciones de despotismo), que ascendieron a 160.550 euros en concepto de trabajos ejecutivos y 45.000 por trabajos artísticos (dirección de espectáculos) en la temporada 2017-18 (en total: 205.550 euros) y, en el ejercicio del 2016, 156.462 por el primer concepto y 98.000 por el segundo: un sueldo de 254.000 euros. El propio Ramon Gomis, presidente del patronato del Lliure, admitía tras revelarse las cifras que el sueldo de Pasqual estaba fuera de mercado. 

La dimisión de Pasqual se produjo tras las denuncias del colectivo feminista Dones i Cultura, que exigió su cese por “prácticas abusivas a los derechos laborales” y una supuesta actitud “despótica” con los trabajadores.

Plena dedicación

Según las nuevas bases del concurso, de ámbito internacional, el cargo requiere plena dedicación, pero si el nuevo director es un profesional de la escena podrá desarrollar otra actividad propia de su profesión previa autorización de la Junta de Gobierno.  

Los candidatos deberán presentar antes del 17 de diciembre el currículum y la documentación para un proyecto artístico de cuatro años, del que se valorará especialmente que incluya una simulación de programación para una primera temporada, además de una previsión económica. También se requiere una carta que explique los motivos por los que aspiran al cargo y las ideas o líneas estratégicas generales que querrían implementar durante su mandato.

Las credenciales de los candidatos serán evaluadas por una comisión integrada por el presidente de la fundación, cuatro expertos del ámbito de actividad de la misma y un patrón designado por el patronato. Tras las entrevistas y la valoración de las propuestas, la comisión propondrá a la Junta de Gobierno de la fundación dos o tres nombres para que esta haga la propuesta de nombramiento al Pleno para su aprobación. 

Requisitos y responsabilidades

Las bases establecen que los aspirantes a la dirección del Lliure deberán tener titulación superior, formación académica asimilable o trayectoria avalada y conocimientos suficientes para la responsabilidad del cargo, además de experiencia profesional acreditada en el ámbito de la gestión de equipamientos culturales o análogos. Se requiere también experiencia acreditada en cualquier área de las artes escénicas (interpretación, dirección, dramaturgia, escenografía, etcétera) y en la organización de proyectos artísticos.

Entre las funciones del director figuran ejercer la dirección artística, mantener un control estricto de los gastos para garantizar la estabilidad económica de la institución, supervisar las cuentas anuales, el presupuesto y la memoria, garantizar la relación con todo tipo de interlocutores (las instituciones que apoyan la Fundació, los patrocinadores privados y los representantes de la sociedad civil), realizar una propuesta de contrato programa, nombrar a miembros del Consejo asesor y ejecutar las líneas de actuación de la fundación.