Inicio Actualidad El nuevo ministro de Economía reformará los supervisores y los créditos a...

El nuevo ministro de Economía reformará los supervisores y los créditos a la investigación

Casi un mes después de ser nombrado ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, acudió al Congreso para explicar su programa por primera vez. El sustituto de Luis de Guindos afirmó que “habrá continuidad, pero sin la inercia del continuismo”, parafraseando al expresidente Calvo Sotelo.

Entre los asuntos que quiere activar están la reforma de los órganos reguladores y supervisores en España (Banco de España, CNMV, Dirección General de Seguros y CNMC), aunque no fijó plazos. Según explicó,recogerá las mejores prácticas nacionales e internacionales sobre el modelo de gobierno de estas instituciones y reorganizará la arquitectura institucional de defensa de la competencia y supervisión en el ámbito económico y financiero.

Para ello, se dividirá la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), creándose una nueva autoridad independiente de competencia y otra de supervisión y regulación de mercados. Además, se pondrán en marcha sendas autoridades independientes de seguros y planes de pensiones y de protección al ahorrador. A su vez, el Banco de España se encargará de la solvencia de todas las instituciones y el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), todavía dependiente de Economía, se integrará en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Escolano insistió en la idea de que “las economías sólidas y respetadas son las que tienen instituciones sólidas y respetadas”.

A pesar de que se trata de un tema “muy complejo”, Escolano ha resaltado que el texto del proyecto de ley está ya “muy avanzado” y ha expresado su “máxima voluntad de alcanzar un acuerdo para que sea aprobado antes de que finalice la legislatura, por lo que espera someter el proyecto legislativo a audiencia pública a lo largo de las próximas cuatro semanas e incluso antes de que finalice el mes de abril.

De igual forma, ha recordado que el planteamiento inicial del Gobierno incluía un nuevo sistema para el nombramiento de los órganos de gobierno de estas instituciones. En este sentido, ha añadido que el Congreso ya tramita una proposición de ley relativa a este asunto y ha confiado en que pueda alcanzarse un acuerdo político al respecto.

Créditos a la innovación

Escolano admitió que revisará los instrumentos de apoyo financiero con los que cuenta el Ministerio (ICO, AXIS, Enisa o CDTI), para identificar posibles mejoras de eficiencia, fomentar la coordinación y complementariedad entre los mismos y facilitar el acceso de las pymes a este tipo de herramientas.

Economía también potenciará la actividad de la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa) con el mismo objetivo de favorecer que el crédito fluya a pymes e industrias, a través del sistema de sociedades de garantías recíprocas.

El titular de Economía reflexionó sobre la necesidad de mejorar los instrumentos de financiación de innovación y ver si se ofrecen los productos que quiere realmente la empresa española, ya que “es posible que muchos sean adecuados y es posible que otros no tengan el mercado que se espera”.

En cuanto al sistema de concesión de los créditos a las empresas para la investigación. Escolano dijo quizá no se está “ofreciendo lo que quiere la empresa para avanzar en innovación; quizá no estamos dando lo que demandan los mercados”. No obstante, salió al paso “de las críticas de los medios de comunicación en este campo” y ratificó que le parecía adecuado el sistema mixto de créditos a empresas para investigar, además de continuar con las subvenciones. El Gobierno solo gastó tres de cada diez euros presupuestados en innovación, según Cotec.

Banco de pruebas de las fintech

Escolano protagonizó una sesión cordial, tanto del ministro con los diputados, como a la inversa, y comentó que quiere implantar un banco de pruebas regulatorio, conocido como sandbox en España para facilitar la innovación en los servicios financieros y el desarrollo de las fintech o empresas de finanzas tecnológicas.

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) valoró “muy positivamente” la futura implantación esta medida porque “permitiría no perder el tren” para que España se convierta en el “país de referencia” en regulación fintech.

Desde la izquierda, los diputados del PSOE y Unidos Podemos, criticaron la precariedad del empleo y la recuperación económica que no llega a toda la sociedad. Escolano rechazó la idea argumentando que lo que mejor combate la desigualdad y el desempleo “es una economía que crece un 2,5% de forma sostenida y que crea 500.000 empleos. Quizá desde dentro de España no se percibe, como cuando se vive años fuera, todo lo que ha mejorado nuestra economía,”, comentó.