El opositor Navalni, entre los casi 2.000 detenidos en protestas contra Putin

Cerca de dos mil personas fueron detenidas este lunes en diferentes protestas contra el gobierno de Vladímir Putin en Rusia. La mayoría de detenciones se llevaron a cabo en Moscú y San Petersburgo, después de que la policía reprimiera y tratara de disolver las marchas contra la corrupción gubernamental. A falta de cifras oficiales de detenciones, el portal informativo OVD Info señaló que en Moscú fueron detenidas 750 personas y en San Petersburgo novecientas.

El líder opositor Alexéi Navalni, que aspira a concurrir a las elecciones presidenciales en 2018, había convocado las manifestaciones y también fue detenido en la puerta de su casa en Moscú antes de poder dirigirse a la marcha en la capital, según informó su esposa.

Yulia Navalnaya

Alexéi ha sido detenido en el portal de casa”

“Saludos. Soy Yulia Navalnaya. Felicidades a todos por la fiesta (Día de Rusia). Alexéi ha sido detenido en el portal de casa. Me ha pedido que os transmita que los planes no cambian: Tverskaya”, escribió su esposa en su cuenta de Twitter.

En Moscú, el opositor había conseguido la autorización del Ayuntamiento para celebrar una marcha de protesta y mitin en la avenida Sájarov, en el nordeste de la ciudad, pero anoche, a menos de 24 horas, cambió el lugar y pidió a sus partidarios que acudieran a la calle Tverskaya, en el mismo corazón de Moscú.

Las autoridades lo consideraron una provocación, y la fiscalía advirtió de que la gente podía acudir a “pasear” por esa zona junto a las miles de personas que celebraban hoy el Día de Rusia, pero “sin sacar pancartas ni gritar eslóganes”.

La policía detiene a un hombre en la céntrica calle de Tverskaya, en Moscú La policía detiene a un hombre en la céntrica calle de Tverskaya, en Moscú (Str / AFP)

Pero varios miles de personas, en su mayoría jóvenes y hasta adolescentes, acudieron a la llamada de Navalni y se sumaron a la protesta, donde enseguida comenzaron a corear eslóganes contra el presidente ruso, Vladímir Putin. “Rusia sin Putin”, “Putin ladrón” fueron algunos de los lemas coreados por los asistentes, mientras se mostraban pancartas con eslóganes como “La corrupción nos está robando el futuro”.

Cientos de policías y antidisturbios intervinieron para reprimir la manifestación no autorizada y comenzaron a practicar detenciones, en muchos casos empleando la fuerza y de manera indiscriminada. Entre los detenidos, varios de los correligionarios de Navalni, numerosos jóvenes e incluso un periodista de la Agencia Efe en Moscú que cubría la manifestación. Ignacio Ortega fue llevado a un furgón policial con decenas de personas y de ahí a una comisaría, donde tras ser identificado quedó en libertad.

Las fuerzas de seguridad detuvieron incluso a un periodista español que cubría la manifestación

Vladímir Chernikov, jefe del departamento de policía de Moscú, que había advertido contra cualquier intento de alterar el orden y la ley, aseguró tras las masivas detenciones que “lo más importante es que la situación está bajo control”. Afirmó que “ha sido cien por cien una provocación” y que los manifestantes pro Navalni apenas fueron unos 5.000, frente a los cientos de miles de moscovitas que participaron, en esa misma calle, en el festival popular organizado por el Día de Rusia.

Mientras, en San Petersburgo, en el Campo de Marte, cerca de mil personas fueron detenidas por participar también en una protesta no autorizada bajo el lema “Queremos respuestas”. En otras ciudades rusas tuvieron lugar manifestaciones convocadas por Navalni que terminaron sin incidentes, aunque en algunos casos con detenidos.

Los antidisturbios detienen a un manifestante en Moscú Los antidisturbios detienen a un manifestante en Moscú (Str / AFP)

La jornada de hoy quería repetir las masivas protestas del pasado 26 de marzo, cuando tuvieron lugar las mayores manifestaciones desde el retorno de Putin al Kremlin en 2012 y que pusieron el punto de mira en el primer ministro, Dmitri Medvédev, al que el opositor acusa de enriquecerse con el cargo.

Con sus acciones Navalni pretende “apoyar la demanda de investigar los casos de corrupción de altos cargos en Rusia (…) y crear una atmósfera de tolerancia cero hacia la corrupción en cualquiera de sus formas”. En Moscú la protesta, que no fue autorizada por el Ayuntamiento, se saldó con Navalni y varios centenares de manifestantes detenidos, entre ellos muchos estudiantes de secundaria y universitarios.

Según sus asesores, el opositor tiene intención de proseguir su campaña con vistas a las elecciones presidenciales de 2018, pese a que ha sido privado del derecho a presentar su candidatura tras ser condenado por estafa. Los analistas consideran que Navalni es el único candidato que podría hacer algo de sombra al presidente ruso, Vladímir Putin, que previsiblemente buscará la reelección.

Jefe del departamento de policía

Navalni es el único candidato fuerte para vencer a Putin, pero fue privado del derecho a presentar su candidatura tras ser condenado por estafa

Loading...