Inicio Actualidad El País Vasco también se rebela contra el ‘apagón’ de Sánchez y...

El País Vasco también se rebela contra el ‘apagón’ de Sánchez y las medidas para ahorrar energía

Al igual que Ayuso en Madrid, no aplicará el decreto de ahorro energético.

El Gobierno del País Vasco no está dispuesto a seguir la norma de ahorro energético aprobada en el último consejo de ministros que establece limitaciones en las temperaturas del aire acondicionado y ‘apagón’ de escaparates y monumentos públicos a partir de las 22 horas.

Según las declaraciones que recoge El Diario Vasco, “La Ertzaintza no se va a dedicar a controlar termómetros”. La consejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, ha calificado de «efectistas» las medidas para el ahorro energético aprobadas este lunes por el Gobierno de Pedro Sánchez y ha afirmado que el País Vasco tiene su propio plan, que es el que aplicará.

“Basémonos en la responsabilidad, no en medidas efectistas”, ha manifestado Tapia en una entrevista concedida a Euskadi Irratia,

De esta manera, el País Vasco sigue a la Comunidad de Madrid de Isabel Díaz Ayuso y no se descarta que más comunidades autónomas se unan en la rebelión contra las medidas para ahorrar energía decretadas por el Gobierno de Pedro Sánchez.

El Gobierno y dirigentes autonómicos socialistas no han escatimado críticas contra Isabel Díaz Ayuso por rebelarse contra el plan de ahorro energético. De hecho, la Comunidad de Madrid incluso podría denunciarlo ante el Tribunal Constitucional.

Con un mensaje desafiante a través de Twitter, «Madrid no se apaga», la presidenta madrileña volvía a tensar la cuerda con el Ejecutivo.

«La respuesta es NO: reduzca 20.000 millones de gastos inútiles de sus 22 ministerios», alegaba la presidenta madrileña.

Mientras tanto, el gobierno andaluz de Juanma Moreno se mostraba más prudente, si bien se ha quejado de que el plan no haya consensuado con las comunidades autónomas ni con el sector y cree que las rebajas aplicadas en el transporte público son «parches».

Una queja similar le ha llegado a Sánchez desde el presidente catalán, Pere Aragonès, al señalar que si bien no hará una «guerra competencial» con el Gobierno por la «temperatura de los comercios», le ha advertido de que si quiere que sus medidas tengan efecto deberá «contar con quienes las deben aplicar».

Publicidad