Inicio Actualidad El papel de los seguros en 2020

El papel de los seguros en 2020

Este 2020 está siendo un año, cuando menos, difícil. Difícil en todos sus ámbitos y variadas perspectivas. La situación de la pandemia y la crisis sanitaria asociada ha provocado un estado de ánimo, incertidumbre y malestar económico y social sin precedentes que ha llevado a muchas familias a sentarse, sin más dilación, a echar cuentas de la economía doméstica.

En este contexto, repasar los gastos (o inversiones, según se mire) ha sido condición sine qua non para tener una visión más despejada del presente y del futuro. Contratos de seguros, telefonía, contenidos digitales, suministros…mucho se ha puesto en un Excel para, una vez contemplado en la celda, tomar una decisión.

Los seguros, mucho más apreciados en 2020

Sin embargo, así como se mira recelo a alguno de estos capítulos de la economía doméstica – por ejemplo, luz y calefacción -, los seguros se han convertido casi en el ojito derecho porque, si algo ha demostrado esta situación, es que los accidentes inesperados pueden suceder y pueden inundar todo y llevárselo con una fuerza desgarradora.

Seguro de coche, hogar, o vida siempre han sido los más comunes, unidos también al de viaje, ahora bastante congelado por las restricciones de movilidad a nivel global.

De un tiempo a esta parte, el seguro de negocios está tomando un mayor protagonismo en el seno de las familias de autónomos debido a la cantidad de tiempo que se ha pasado vacío, cerrado y asumiendo a riesgos de todo tipo. No hace falta recordar los disturbios que se han estado dando en las últimas semanas en distintas ciudades del país – también a nivel mundial – y que han ocasionado grandes daños a negocios a pie de calle.

Estos ejemplos, aunque muy extremistas, son una forma de entender que tener seguro no es algo banal y no puede concebirse como un trámite, sobre todo en estos tiempos convulsos en los que parece que quien dio las campanadas fue Murphy, el de la Ley y que durante este 2020 la tostada siempre caerá por el lado de la mantequilla.

La experiencia con el seguro como gancho para unificar varias pólizas

La experiencia con la empresa aseguradora es uno de los factores más importantes de cara a seguir con ella o no. Con independencia de las coberturas o el tipo de póliza que se tenga, la capacidad de respuesta e idoneidad de ésta cuando se necesita es lo que hará que se valore positiva o negativamente a la compañía y se le premie o penalice.

Así, muchas familias optan, tras haber tenido una experiencia positiva con el seguro de coche / hogar / viaje, por centralizar todos en la misma. La centralización de todos los seguros en una misma compañía es positiva sobre todo de cara a obtener un precio más competitivo, tener también un único interlocutor y que se sabe que funciona bien.

Igualmente, gracias a internet se puede comparar fácilmente distintos compañías, revisar los tipos de pólizas que existen y las que más se ajusten a lo que se está buscando para, en el momento que se vaya a necesitar, no tener sorpresas, al menos, de tipo técnico.