Inicio Actualidad El papel del Cristianismo en la Batalla de Lepanto

El papel del Cristianismo en la Batalla de Lepanto

La Batalla de Lepanto fue uno de los combates navales más célebres de la historia. Tuvo lugar el 7 de octubre de 1571 en este territorio ubicado en Grecia, hoy conocido como el golfo de Corinto. Allí combatieron unos 100 mil hombres entre la armada del Imperio otomano contra la de una coalición cristiana, llamada Liga Santa.

Una contienda donde la victoria cristiana permitió alejar la amenaza de que los turcos, aliados con los moriscos españoles, asentaran su presencia en la Península Ibérica. Roma celebró la victoria. Desde aquel momento, la flota del Imperio otomano parecía ahora menos imbatible, y el Papa Pío V estaba empeñado en que la Cristiandad jamás lo olvidara. Y vaya si lo consiguió.

Como hemos comentado, la batalla tuvo lugar 7 de octubre, que caía el primer domingo del mes. A partir de aquella fecha, el rezo del Rosario se popularizó. El motivo fue el siguiente: Según relatan, durante la Batalla de Lepanto, el Papa Pío V aguardaba noticias de la contienda desde Roma recitando el Rosario. En un momento dado, el Papa salió de su capilla anunciando, sin tener aún la certeza y el parte oficial, que la Santísima Virgen había concedido la victoria a los cristianos.

De esta manera, cada 7 de octubre la Iglesia católica celebra una fiesta al rezo del Rosario, ya que se atribuyó la victoria directamente a la intercesión de la Virgen María. En este punto cabe recordar que el Rosario es un rezo que conmemora los veinte misterios de la vida de Jesucristo y de la Virgen María, recitando después de cada uno de ellos un padrenuestro, diez avemarías y un ‘gloria Patri’.

Publicidad