El Parlamento catalán impone a la policía utilizar el término “terrorismo de tipo integrista” en vez de “terrorismo islamista”

En la imagen, Nouredinne Ziani, exdirector del Espacio Catalanomarroquí de la Fundación Nous Catalans, dirigiéndose a un grupo de magrebíes.

En la imagen, Nouredinne Ziani, exdirector del Espacio Catalanomarroquí de la Fundación Nous Catalans, dirigiéndose a un grupo de magrebíes.

El Parlamento de Cataluña ha aprobado hoy una moción en la que se condena la islamofobia y se pide elaborar un plan de lucha contra la misma que incluya cambios en los libros escolares así como la sustitución en los atestados policiales del término “terrorismo islamista” por el de “terrorismo de tipo integrista”.

La moción, que ha sido presentada por el diputado de la CUP Benet Salellas, ha sido en gran parte aprobada por el pleno del Parlament (9 de los 11 puntos originales) y únicamente el grupo del PP la ha rechazado íntegramente.

En el primer punto del texto aprobado, se “constata el incremento de un clima de miedo, odio y discriminación hacia las personas musulmanas” un fenómeno “racista denominado islamofobia” que la cámara legislativa catalana “rechaza firmemente”.

Después de reconocer que la religión musulmana es una de las más extendidas actualmente en Cataluña, el Parlamento catalán considera que tiene que tener “el mismo ‘status’ jurídico e institucional que el resto de confesiones”.

Con este objetivo, el Parlamento insta al Gobierno catalán a elaborar en como máximo tres meses “un plan de lucha contra la islamofobia y el antisemitismo, contribuyendo a la lucha contra el racismo y la xenofobia”.

En otro punto, se pide que los protocolos policiales eviten “perfiles étnicos o religiosos” lo que pasa por eliminar “el binomio terrorismo islamista” y sustituirlo por el término “terrorismo de tipo integrista”.

El PP ha votado en contra del texto por entender que crea “alarmismo que no se sustenta con datos” y su diputado Juan Milián le ha preguntado a la CUP si cree que sería posible hacer sus campañas de libertad sexual en una mezquita.

Salellas le ha contestado que, aunque la CUP es una organización laica, están “orgullosos de tener gente católica.

Loading...