El Parlamento de Cataluña rechaza la reprobación del Rey y la independencia al perder la mayoría soberanista

4
Torra este martes en el pleno del Parlament

Torra este martes en el pleno del Parlament

El Debate de Política General del Parlament ha rechazado una resolución de JxCat que pedía reprobar “la actuación del rey Felipe VI y en particular su posicionamiento contra las instituciones catalanas y sus representantes legítimos en su discurso del día 3 de octubre de 2017”.

La iniciativa también reclamaba abolir la monarquía alegando que existe una “mayoría amplia de catalanas y catalanes contrarios” a ella, y se ha rechazado tras un empate a 65 votos: el reglamento fija que si se empata hay que votar dos veces más y, si persiste, la resolución se rechaza.

En las tres votaciones se ha repetido inalterable el resultado: 65 votos a favor de la CUP, JxCat y ERC ante 65 votos en contra de los comuns, Cs, PSC y PP, por lo que el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha comunicado que quedaba rechazada.

El independentismo ha perdido esta votación al quedarse este mismo martes sin mayoría absoluta por la renuncia de 4 diputados de JxCat a designar un sustituto para seguir votando en los plenos –Carles Puigdemont, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez–.

El Rey hubiera sido reprobado con 69 votos a favor si JxCat hubiera decidido que estos cuatro parlamentarios hubieran designado a un diputado sustituto –lo cual suponía acatar las suspensiones dictadas por el Tribunal Supremo, según los letrados de la Cámara–.

Los comunes, voto clave

El voto en contra de PSC, de Cs y de PP se daba por descontado, pero ha destacado que los comuns también hayan rechazado la reprobación, un voto que al final ha sido clave para que no prosperara la resolución.

Fuentes de los comuns han dicho que han votado en contra, no para no reprobar al Rey, sino porque la resolución incluía otros puntos a favor de la autodeterminación que, a su juicio, suponían defender la vía unilateral a la independencia –que ellos no comparten–.

En concreto era el último punto de la iniciativa, también rechazado, que quería que la Cámara manifestara su voluntad de “seguir el camino democráticamente marcado por la voluntad de la mayoría de catalanes para conseguir y culminar democráticamente la independencia”.

Fuentes de JxCat han lamentado tras el pleno perder la votación, pero consideran que “políticamente y moralmente” la han ganado porque lo que ha impedido que prosperara es la anormalidad que, a su juicio, tienen que vivir los diputados afectados por la suspensión del Tribunal Supremo.

El pleno también ha rechazado reivindicar la autodeterminación de Cataluña, tras tumbarse una propuesta de resolución transaccionada por JxCat, ERC y la CUP.

La propuesta no ha salido adelante después de que los soberanistas perdieran este martes la mayoría del pleno tras la ruptura de JxCat y ERC en la Mesa: el órgano rector de la cámara ha rechazado el voto delegado de los diputados de JxCat suspendidos, que no han querido designar a un sustituto, por lo que ERC y JxCat no pueden mantener la mayoría.

Cuando se ha votado la propuesta de resolución de la CUP sobre autodeterminación y república, estos tres grupos la han apoyado sumando 65 votos, mientras el resto de grupos la han votado en contra, sumando también 65, y, tras persistir el empate en tres votaciones, la propuesta ha sido rechazada.

El texto pedía a la Cámara “afirmar el derecho imprescriptible e inalienable de Cataluña a la autodeterminación tal y como se manifestó en las disposiciones aprobadas en la cámara para poder ejercer este derecho”.

La propuesta ‘cupaire’ también pedía que la Cámara se solidarice con los diputados “objeto de persecución policial y judicial” por facilitar el trámite y disposiciones parlamentarias, destacando a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Otro punto que no ha salido adelante pedía al Parlament condenar las acciones del Estado para tratar de impedir “el referéndum del 1 de octubre de 2017, incluyendo la violencia policial” contra personas en los centros de votación.

Así el Parlament tampoco incluye el reconocimiento a la “realidad del conjunto de territorios que forman los Països Catalans, que forman Cataluña, País Valencià, Illes Balears, Cataluña Norte y las comarcas de la Franja de Ponent”, ni expresa su apoyo a los movimientos que reclaman el derecho a decidir el estatus político propio en estos territorios, a través de esta resolución.

Tras el rechazo de la Cámara, la diputada ‘cupaire’ Maria Sirvent ha pedido la palabra para afirmar que para su grupo la propuesta “ha salido adelante, porque la CUP considera que los diputados no están suspendidos”.