Inicio Actualidad EL PERIÓDICO regala este domingo un suplemento especial por su 40º aniversario

EL PERIÓDICO regala este domingo un suplemento especial por su 40º aniversario

EL PERIÓDICO regala este domingo un suplemento especial para guardar. El 40º aniversario del diario, cumplido el pasado 26 de octubre, es el motivo. Se trata en realidad de un libro de 224 páginas que repasa la trayectoria del rotativo desde los inicios en la vieja redacción de la calle de Roger de Llúria hasta el momento presente, con el salto tecnológico que requieren los tiempos como protagonista.

El suplemento, ‘1978-2018, 40 años contigo’, se abre con un saludo del rey Felipe VI, con una dedicatoria especial de su puño y letra en catalán, seguido de artículos de otras autoridades: el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, además de sendos textos conmemorativos del presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio Mosbah, y del director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez.

Uno de los bloques más interesantes de que consta el suplemento es el de los artículos escritos por algunos de los fundadores del diario. Relatan diferentes aspectos de aquellos comienzos que ellos vivieron en primera persona. Para empezar, Antonio Franco, el primer director, explica cómo fue su primer encuentro con Antonio Asensio Pizarro, el fundador del Grupo Zeta, entonces un dinámico empresario que tuvo el olfato de intuir y poner en marcha lo que debía ser un rotativo moderno en aquel agitado 1978. Como escribe Franco, “el objetivo era conectar con la calle sustituyendo a los diarios desbordados por la nueva realidad”, y nadie como Asensio encarnaba las virtudes necesarias: “Era un editor -prosigue Franco- distinto a los conocidos: innovador, trabajador, lanzado”.

Retrato de la Transición

José Antonio Sorolla, que en los inicios de EL PERIÓDICO era redactor jefe y años después fue director adjunto, cuenta por su parte los primeros días en la Redacción, “un universo de humo, ruido, pasillos intrincados y ansiedad” en el que se gestaron los pasos iniciales de una publicación rompedora. Recuerda Sorolla que el éxito “fue inmediato” porque en el primer año la difusión “superó los 50.000 ejemplares, y ya no paró”.

Ángel Sánchez, jefe de Política entonces, luego director adjunto, recrea el contexto que se vivía en los albores de la democracia. “Estaba muy claro que el nuevo periódico lucharía en clave de radical antifranquismo, a fin de frustrar toda operación retorno de la dictadura”, escribe, y sitúa el golpe fallido del 23-F de 1981 como el “bautismo de fuego como periodistas” de los integrantes de aquella joven Redacción.

Emilio Pérez de Rozas, integrante de la pionera sección de Deportes en 1978 y aún hoy dando gas a tope en sus crónicas, deja patente que ese departamento fue una de las claves del éxito del diario: “Si algo hubo en la idea inicial, en el tuétano del pensamiento de los Antonios, Asensio y Franco, fue la importancia que debía tener la sección de Deportes”, en la que tuvo capital importancia un nombre, el hoy desaparecido Álex J. Botines. Hasta entonces, subraya Emilio, “nunca los grandes articulistas e intelectuales habían sido asiduos opinadores del deporte”.

Un diario en contacto con la calle

Otro de los que estuvieron en el equipo inicial del diario, Albert Garrido, describe cómo era el contexto social. Quién mandaba en el mundo, qué coches se vendían, qué películas se veían y qué músicas se escuchaban, entre otras cosas reforzadas por una brillante infografía que recorre todos los ámbitos de aquella época. 

El suplemento también repasa en un extenso bloque las principales noticias de las que ha dado cuenta EL PERIÓDICO a lo largo de estos 40 años, y también añade una mirada al futuro de los diarios de la mano de Albert Sáez. Del compromiso y la interactividad con los lectores, otro sello de este rotativo, queda constancia en un encuentro con cuatro fieles seguidores de distintas generaciones. El cierre lo pone una selección de algunas de las portadas más destacadas de estas cuatro décadas.