Inicio Actualidad El “Plan B” del Real Madrid se llama Torrente: “A Melilla con...

El “Plan B” del Real Madrid se llama Torrente: “A Melilla con dos cojones”

Torrente rodeado de jugadores del Real Madrid.

Dudábamos de que Florentino Pérez tuviese “Plan B”, pero lo tenía. Recurrir a los cojones para motivar a un equipo con un presupuesto cien veces mayor que el de su rival de esta noche en el partido de ida de su eliminatoria de dieciseisavos de la Copa del Rey, tal vez sea la mejor forma de reivindicar el torrentismo como fuente inspiradora del Real Madrid de Solari. Sabíamos que en esto del fútbol, once jugadores geniales no hacen necesariamente un equipo genial, pero con Solari hemos aprendido que veintidós bemoles sobre el terreno de juego del vetusto Álvarez Claro de Melilla pueden ser un argumento de mayor inspiración que la abismal distancia deportiva entre el campeón de Europa y el líder del grupo IV de la segunda división B. Si las motivaciones cuarteleras de Solari provocan la reacción esperada en el Real Madrid de los ocho candidatos a balón de oro, que entonces Florentino fiche a Torrente para hacer dupla con el de Rosario.

Santiago Solari, nuevo entrenador del Real Madrid tras la destitución de Julen Lopetegui, no marcó una fecha a su labor en el primer equipo, con el deseo de dirigirlo toda la temporada, y enfocó solamente el estreno en Copa del Rey ante el Melilla, donde dijo que tienen que “jugar con dos cojones”.

“Tengo una gran ilusión y una gran satisfacción, trabajar en el Real Madrid es una gran oportunidad, un trabajo hermoso en cualquier lado de la institución”, manifestó expresando sus sentimientos al dar el salto del Castilla al primer equipo.

“He sudado la camiseta hasta la última gota, como otros que han pasado por este club y ya no están. El Madrid nos supera a todos y nos incluye a todos en su grandeza. Es una maravilla trabajar aquí”, añadió.

Solari no entró a valorar si su estancia en el banquillo del primer equipo será solo mientras la directiva busca un entrenador. “Todos estamos de paso en la vida y en esta profesión con más razón porque va todo bastante más rápido “, apuntó.

“Lo importante es el día a día, la ilusión que le ponemos a cada día. También para el futbolista, con otros ritmos que el entrenador, pero lo importante es lo que haces en cada entrenamiento, cada partido, cada jugada”, dijo.

Por eso, señaló que la mente de todos está únicamente en reaccionar a los malos resultados en el estreno en Copa del Rey: “La idea es ir a Melilla mañana y jugar con dos cojones”.