El pleno de Barcelona deja en vía muerta el tranvía por la Diagonal

6

Machetazo político al tranvía por la Diagonal. El pleno municipal del Ayuntamiento de Barcelona ha votado este martes en contra del protocolo que debía desbloquear el proyecto de unión del Trambaix y el Trambesòs. Sonoro portazo a una de las promesas estrella de la alcaldesa Ada Colau en un día en el que también veía caer la multiconsulta prevista para la primavera.

El resultado era de sobra conocido, pero se esperaba un golpe de efecto de última hora que no se ha producido. Así las cosas, el tranvía queda en vía muerta ante la imposibilidad de los 41 concejales de alcanzar un acuerdo. La popuesta del gobierno solo ha logrado los votos del PSC y el del concejal no adscrito Gerard Ardanuy. Un total de 16 votos de los 21 necesarios. El resto de grupos municipales (PDeCaTPPCiutadansERC y la CUP) han votado en contra.

Plan en el limbo

Colau ha asegurado que su gobierno seguirá defendiendo el tranvía por la Diagonal y ha recordado que este no es su tranvía, sino el de “los vecinos de los barrios que quieren conectar con el centro de la ciudad, el de las entidades que luchan contra la contaminación o el de los alcaldes metropolitanos“. Por parte de ERC, el partido que tenía la sartén por el mango, Jordi Coronas ha lamentado las “campañitas” del gobierno y ha recordado que los republicanos no están en contra del tranvía pero sí en contra de un modelo de gestión que no garantiza que los beneficios vayan a parar a las arcas públicas. en este sentido, ha recordado su demanda de establecer un convenio de explotación del nuevo tramo, de Glòries hasta Verdaguer (para luego seguir avanzando hasta Francesc Macià), “que podría redactarse en tres meses”, según avanzó, ha sostenido Corona, la propia Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM).