El pleno de investidura de Sánchez, en suspenso hasta el jueves por la noche

4

Los diputados del Parlament de Cataluña tienen que volver a estar pendientes de su teléfono móvil. Según han confirmado algunos de ellos a OKDIARIO, el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, les ha pedido estar localizables y pendientes del teléfono móvil la noche del jueves, por si decide finalmente suspender el pleno de investidura de Jordi Sánchez por segunda vez.

Torrent espera a la respuesta del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, sobre si excarcela o no a Sánchez para poder ser investido. Desde la petición del candidato, este martes, hasta la respuesta del magistrado pueden pasar 48 horas, y hasta entonces el pleno está en suspenso. Si Llarena no permite al candidato a la investidura acudir al Parlament, Roger Torrent suspenderá el pleno para no tener que asumir responsabilidades penales, según ha dicho él mismo. La realidad, además, es que los independentistas no tienen mayoría suficiente para investirlo, pues Toni Comín no está dispuesto a ceder su acta.

Tampoco está claro que Carles Puigdemont pueda delegar su voto, ya que su situación procesal ha cambiado. En libertad condicional, Puigdemont ya no cumple uno de los supuestos para delegar el voto que es el de estar ingresado en prisión. La mesa del Parlament de este martes tenía que debatir la reconsideración de la delegación del voto de Puigdemont presentada por C’s y PP, aunque se ha dejado para más adelante para evitar el desgaste si se reconsidera la delegación y finalmente no se celebra el pleno. De la que no hay previsto hablar, es de la delegación de voto de Comín.