El pleno extraordinario de Rajoy sobre la Gürtel anticipa el arranque de un curso político caliente

El arranque del curso político en el Congreso se adelanta este miércoles por la comparecencia en pleno extraordinario del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quién deberá dar explicaciones sobre la presunta financiación irregular del PP a través de la trama Gürtel. Un pleno que se prevé tenso después de un agosto que no ha dado para muchas treguas, especialmente por el proceso soberanista en Catalunya, a la que se ha sumado el doble atentado en Barcelona y Cambrils del día 17 y sus polémicas posteriores.

Rajoy afronta así una nueva comparecencia pública sobre la presunta corrupción en su partido después de que el pasado julio declarara ante la Audiencia Nacional en calidad de testigo en el marco del juicio de la primera etapa de la trama Gürtel. Los grupos de la oposición no tuvieron suficiente con sus explicaciones ante el tribunal y forzaron la semana pasada un pleno extraordinario gracias a los votos favorables de PSOE, Unidos Podemos, ERC y PDeCAT, y con las abstenciones de Cs y PNV

Sin límite de tiempo para Rajoy

Siguiendo el formato de las sesiones parlamentarias en las que el Gobierno informa de las cumbres europeas, Rajoy dispondrá de todo el tiempo que quiera para sus distintas intervenciones mientras que los portavoces de los grupos sólo tendrán la ocasión de hablar por 15 minutos, repartidos en una primera intervención de 10 y una segunda de 5.

El debate arrancará a las nueve de la mañana con la exposición inicial del presidente del Gobierno, que no tiene límite de tiempo pero cuyo discurso no se prevé excesivamente largo dado que, según el PP, este asunto se remonta a más de 20 años y ya se ha discutido en el Congreso en numerosas ocasiones, por lo que no tiene sentido volver a incidir.

Rajoy dispondrá de todo el tiempo que quiera para explicarse mientras que los portavoces sólo tendrán la ocasión de hablar durante 15 minutos, repartidos en una primera intervención de 10 y una segunda de 5

Después intervendrán los portavoces de la oposición, de mayor a menor, y cerrará el del Grupo Popular. En este primer turno dispondrán de diez minutos cada uno y, tras la respuesta conjunta de Rajoy, se abrirá una segunda ronda de cinco minutos por grupo. El debate lo cerrará el presidente.

Al no ser Pedro Sánchez diputado, le tocará esta vez a Margarita Robles actuar de portavoz del grupo socialista, mientras que por parte de Unidos Podemos intervendrá, como es habitual en estos casos, Pablo Iglesias, y, en el caso de Ciudadanos, hará lo propio Albert Rivera.

El PSOE espera que Rajoy ‘haga un Aguirre’

La oposición tiene ya todo el arsenal preparado. El PSOE ya ha advertido de que reclamará a Rajoy que asuma su responsabilidad política “culpa in vigilando”, como en su momento hizo Esperanza Aguirre cuando dejó su cargo en el Ayuntamiento de Madrid tras el encarcelamiento de Ignacio González. Así lo apuntó este martes Robles, para quien si un presidente de un partido tiene a un tesorero y un gerente en el banquillo “es evidente que tiene que asumir responsabilidades políticas” porque “hay clarísimamente una culpa in vigilando”.

Robles consideró además que Rajoy “no ha hecho todo lo posible para que estos hechos se esclarezcan”. Y entiende que en momentos “muy duros y muy complicados” como los actuales, con la amenaza terrorista y “lo que está ocurriendo en Catalunya” es “absolutamente imprescindible que haya un presidente del Gobierno que dé explicaciones, asuma responsabilidades” y no impida que la justicia “funcione”.

“Es evidente que tiene que asumir responsabilidades políticas. Hay clarísimamente una culpa in vigilando”

Portavoz del PSOE

Cs, crítico con el formato

En cambio, Ciudadanos subrayó que el pleno “no es el formato correcto” para que Rajoy se explique sobre Gürtel y la caja B del PP y sigue defendiendo que el presidente acuda a la comisión de investigación de la Cámara Baja sobre la supuesta financiación ilegal de los ‘populares’.

No obstante, como señaló su secretario general, José Manuel Villegas, su grupo también pedirá mañana a Rajoy aclaraciones sobre aquellos casos de corrupción que se han vivido en su partido bajo su presidencia, y que ahora están en los tribunales. Y aseguró que mañana Cs propondrá medidas de regeneración que eviten nuevos casos de este tipo.

PP: un pleno “inútil”

Por su parte, el PP siguió considerando “inútil e innecesaria” la comparecencia de Rajoy, como apuntó el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro. Tras recalcar que “no hay ninguna responsabilidad que asumir por parte de Mariano Rajoy” en el caso Gürtel porque no tuvo “nada que ver”, Bérmudez señaló que cuando se habla de asuntos penales como éste “no se puede extender la responsabilidad más allá de quien la tiene”, ha continuado el dirigente ‘popular’”.

El dirigente del PP reprochó a los partidos de la oposición que obliguen al Congreso a abrir sus puertas para este debate en estos días en los que España acaba de sufrir un “salvaje” atentado y en pleno “chantaje al Estado de derecho” por parte de los soberanistas catalanes. Y en su crítica a la estrategia de la oposición se ha centrado en la posición del PSOE, que una vez más se “deja arrastrar” y es “comparsa” de Podemos.

Loading...