El plumas sostenible de la reina Sofía para sellar la paz con Letizia: ‘Marca España’ y un precio de 250 €

7

El abrigo plumífero azul marino con el que la reina Sofía hizo su aparición tras el polémico vídeo en la Catedral de Palma de Mallorca pertenece a la marca Ecoalf, está elaborado con materiales sostenibles y cuesta 250 euros. Se trata de una marca española nacida en 2009 de la mano de Javier Goyeneche -fundador también de la desaparecida Fun & Basics- absolutamente comprometida con el medio ambiente, sus prendas están confeccionadas con redes de pesca recicladas. La compañía, controlada por Manor Group, factura alrededor de 4 millones de euros anuales.

Era una de las imágenes más esperadas tras el escandaloso vídeo a las puertas del templo mallorquín, el archiconocido ‘rifirrafe’ entre la reina emérita Sofía y la reina Letizia por una fotografía con sus nietas. No demos más detalles, ha corrido como la pólvora por todos los mentideros.

La Familia Real llegaba a las puertas de la clínica para visitar al rey emérito y posaban ante las cámaras bien sonrientes. Comenzaba el lavado de imagen oficial y lanzaban el mensaje de ‘estamos genial’.

Bien, dejando de lado el papel couché, la aparición fue interesante desde el punto de vista empresarial. La reina Sofía vestía un plumífero azul marino de una conocida compañía española, Ecoalf, famosa por su moda sostenible. La prenda en cuestión cuesta 250 euros y sin duda quienes no conocían la marca, ahora lo harán. No han podido tener una mejor campaña de marketing.

Ecoalf no tardó en presumir en redes sociales que la monarca española había elegido su modelo UMA para su aparición en público.

Patricia SanMiguel, investigadora de ISEM Business Fashion School, explicaba a OKDIARIO que para una marca que alguien conocido, como es el caso de la Reina emérita, supone multiplicar exponencialmente su visibilidad y aumentar considerablemente su Brand Awarness entre los consumidores”.

Los expertos en branding señalan que no es nuevo el hecho de que una marca use a celebrities como escaparate de sus prendas, aunque en este caso se trata de un plumífero que la reina Sofía ha elegido de manera libre. Un hecho que es percibido por los consumidores como algo aún más natural. No es embajadora oficial -obviamente- de Ecoalf, pero sí que hará que la marca sea más conocida, sobre todo teniendo en cuenta que las redes han democratizado la información.

Desde Ecoalf comentan que, al menos de momento, no se ha notado en las ventas ni en tienda online ni física de la aparición de la reina Sofía con uno de sus abrigos plumíferos, pero teniendo en cuenta que una imagen vale más que mil palabras, todo se andará.

Ecoalf, puesta en marcha por Javier Goyeneche en 2009, está ahora en manos del fondo Manor Group desde el pasado año, aunque el fundador posee una participación minoritaria. La marca factura alrededor de 4 millones de euros, según datos de 2016, y tiene dos puntos de venta en Europa: Madrid y Berlín.

Recientemente Ecoalf ha anunciado que llevará parte de su producción a Tailandia, en esta región asiática ya han comenzado a confeccionar sus prendas a base de basura extraída del mar. Esperan, y así lo han comunicado que a lo largo de este 2018 se termine la primera colección íntegramente hecha en Asia.

Han explicado que no se trata de deslocalización, sino de coherencia. No tiene sentido, explican, extraer allí la basura y trasportarla a Europa para la fabricación con el impacto ambiental que supondría.