Inicio Actualidad El PP iniciará un acercamiento al PNV para «no depender» de Vox

El PP iniciará un acercamiento al PNV para «no depender» de Vox

El 24 de mayo de 2018, el PNV facilitó la aprobación de los Presupuestos Generales del Partido Popular. Tan solo unos días después, los nacionalistas vascos traicionaban a Mariano Rajoy apoyando la moción de censura que acabó con su Presidencia.

A pesar de esta deslealtad, durante la etapa de Pablo Casado el exlíder del PP también negoció con el PNV asuntos como la renovación de RTVE. Casado, incluso, telefoneó en su día a Andoni Ortuzar para hablar de este tema. Entonces, los nacionalistas vascos aseguraban que también trataron la renovación del CGPJ y otras instituciones con el líder de la cúpula popular, y antes, con Teodoro García Egea.

Ahora, es Alberto Núñez Feijóo el que pretende acercarse al PNV. De cara a unas próximas elecciones generales, el nuevo líder popular quiere «tener abiertas» todas las posibilidades de pactos con un fin: «No depender de Vox», confirman desde Génova.

Hablar con Ortuzar

Durante el verano, el PP confirmó la intención de Feijóo de mantener una conversación con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, antes de que acabe este mes de septiembre. Ambos conversaron en Ermua en el acto de recuerdo a Miguel Ángel Blanco, concejal del PP asesinado por ETA, y ambos quedaron en verse más adelante.

Conocida es también en los círculos políticos la «buena relación» que mantiene el líder popular con el presidente vasco, el nacionalista Iñigo Urkullu. Antes de las vacaciones estivales, Feijóo visitó las instalaciones de Petronor en Muskiz (Vizcaya) y allí, aseguró que mantiene una relación «buena, correcta» y basada en la «confianza» con Urkullu, con quien, dijo, «es fácil entenderse». «Mi relación personal siempre ha sido buena, correcta y se ha basado en una confianza que se ha venido desarrollando desde que le lehendakari asumió su responsabilidad en el año 2012», afirmó Feijóo. «Entiendo que es fácil entenderse con el lehendakari Urkullu. Nuestros antecedentes como presidentes de comunidades autónomas avalan una relación de confianza y proximidad», añadió.

Feijóo tampoco esconde que con el PNV «discrepa» en el «modelo de Estado» pero «coincide» en muchas políticas económicas o industriales, y así lo traslada incluso públicamente en entrevistas.

Vía abierta

Por ahora, la intención de los populares es tener la vía del PNV abierta y en ello trabajarán en los próximos meses. Tienen la esperanza en Génova de poder mejorar su relación con los partidos pequeños para así no tener que depender en un futuro de Vox ya que están convencidos de que existe la posibilidad de «hacerse un Ayuso o, en el mejor de los casos, un Juanma (Moreno)» y poder gobernar sin los de Santiago Abascal dentro del Ejecutivo.

Por ahora, desde el PNV se dejan querer sin mostrar mucho interés. El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha asegurado este martes que no hay «ningún interés especial» de su formación en verse con Núñez Feijóo y ha subrayado que «hablan con todo el mundo».

El gobierno, premiando a Bildu

Eso sí, cabe destacar que los nacionalistas vascos se encuentran en un momento delicado con el Gobierno de Pedro Sánchez en el que ven como desde el Ejecutivo se hacen «más gestos» a sus rivales de Bildu que a ellos. El Gobierno ha «premiado» el apoyo de Bildu en los últimos meses acercando a los terroristas de ETA presos al País Vasco.

Además, los socialistas han sucumbido a las peticiones de los de Arnaldo Otegi en leyes como la de Memoria Histórica. Los proetarras consiguieron entonces que se investiguen (a través de una comisión de estudio) las «vulneraciones de derechos fundamentales» hasta el 31 de diciembre de 1983, es decir, con la sombra de los GAL planeando sobre el Ejecutivo de Felipe González.

Sánchez habría pactado también con Bildu que los proetarras suplanten al PNV en un futuro Pacto de Pedralbes en el País Vasco y los de Otegi le habrían respondido exigiendo al líder del Ejecutivo «un pacto de lealtad y apoyo en el País Vasco para seguir respaldándole» en las medidas que necesite aprobar en los próximos meses. Este movimiento tendría el objetivo de echar al PNV del poder, con un tripartito de los proetarras respaldo por el PSOE y Podemos.

Publicidad