El PP responde a Podemos: ‘Lecciones no aceptamos’

“Lecciones de un partido como Podemos no aceptamos”. Así ha rechazado el PP la nueva propuesta de Unidos Podemos para intentar poner una solución “política” -y no judicial- al conflicto catalán.

La idea es crear una mesa de diálogo entre la Generalitat y alcaldes, concejales y parlamentarios -incluso europeos- para debatir propuestas alternativas a la presión judicial ejercida por el Gobierno de Mariano Rajoy. Sin embargo, los conservadores insisten en que el Ejecutivo central siempre ha estado “abierto al diálogo” pero que nunca permitirá un “referéndum ilegal”.

Así lo ha manifestado el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, tras la reunión del Comité de Dirección de Génova en la que han debatido sobre el anuncio de la formación morada. “Sería bueno que Podemos le dijera a [el presidente de la Generalitat, Carles] Puigdemont que tenía que haber venido a la Conferencia de Presidentes del Senado”, recriminó el portavoz popular.

Casado aprovechó para criticar también al partido de Pablo Iglesias porque “tampoco ha estado en algunas reuniones” en las que se debatió sobre financiación autonómica u otros asuntos similares y defendió, de nuevo, que “España es el país más descentralizado”. Pero fue más alla: volvió a utilizar Venezuela como ataque.

Casado: “Que venga Iglesias a defender la democracia cuando su partido ha asesorado a gobiernos totalitarios de otras latitudes es un chiste”

“Que venga Iglesias a defender la democracia cuando su partido ha asesorado a gobiernos totalitarios de otras latitudes es un chiste”, espetó. “Que diga que el Gobierno no está legitimado por casos de corrupción cuando él mismo ha recibido 200.000 euros en un paraíso fiscal y su mano derecha [en relación a a Juan Carlos Monedero], 500.000 por asesorar a un régimen represor… ” siguió, obviando todas las sentencias que sirven a Podemos como respuesta a los ataques. También tuvo dardos para Alberto Garzón: “Que una persona de mi edad que puso tuits en contra del informe de la ONU sobre torturas en Venezuela diga que en España y en la Europa del siglo XXI se violan los derechos civiles y humanos es intolerable. Es una muestra de en qué manos está la izquierda radical en España”, zanjó.

Aun así, les deseó que dejen a un lado su “equidistancia”. “La indefinición de [la alcaldesa de Barcelona, Ada] Colau y los mensajes surrealistas de Iglesias son fruto de una estrategia orgánica interna para no definirse”, les criticó. “Es muy complicado contentar a las dos almas de Podemos, pero aun así les seguimos tendiendo la mano, igual que en la pacto antiyihadista. Les pedimos que no entren ahí [en relación a la defensa del independentismo] porque, si no, entrarán en la sala del suicidio colectivo”, siguió el portavoz conservador.

“Los únicos apoyos de los independistas son el terrorista Otegi, el prófugo por violación Assange y el dictador Maduro”

Casado recordó desde la desaparición de Unió a la pérdida de apoyos -según sus encuestas- de CiU -ahora PDCAT- y las CUP y animó a Podemos a ponerse del lado de los “constituiconalistas” de PP, PSC y Ciudadanos. “Los únicos apoyos de los independistas son el terrorista Otegi, el prófugo por violación Assange y el dictador Maduro”, espetó de nuevo tras llamarles “celebrities” en tono irónico.

Por si la burla no fuera suficiente, Casado recurrió a una de las estrategias habituales del PP. No sólo volvió a amenazar -veladamente, como siempre- con la posible del artículo 155 en Catalunya, sino que comparó el movimiento independentista con ETA. Portando un cartel de Arran -lo “cachorros de las CUP”, como lo denominó él-, tildó a las campañas de “los hooligans del independentismo” o “la kale borroka que pretenden las CUP” como propias de “regímenes totalitarios”. “Señalar a concejales ya se vivió en el País Vasco y ahora en Catalunya”, sentenció. Y concluyó con el argumentario habitual: “No les va a salir gratis. En Catalunya se tiene que cumplir la ley”.

Loading...