El PP supera el primer trámite presupuestario y se lanza a buscar el voto que le falta para la aprobación definitiva

No hubo ausencias ni errores. El PP pudo sumar sin problemas los 175 votos que le hacían falta para superar el debate a la totalidad del presupuesto para 2017. Ahora, las cuentas del Gobierno se debatirán en comisión, después irán al Senado para, más tarde, volver al Congreso donde los de Mariano Rajoy necesitarán un voto más para lograr la aprobación definitiva.

Ese voto ya tiene nombre y cara. Podría ser el de Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias, que se presentó a las elecciones en alianza con el PSOE, pero que actúa con independencia en la Cámara baja. Pero Quevedo aún no está convencido. De hecho, presentó una de las siete enmiendas a la totalidad que se han debatido en este pleno presupuestario.

Quevedo cifra en 600 millones lo que Canarias ha dejado de percibir desde 2009

Quevedo ha defendido esta mañana su enmienda. Ha subrayado el “maltrato” financiero que han recibido las Islas Canarias por parte de los diferentes Gobiernos centrales. El diputado ha calculado que su comunidad ha perdido 600 millones desde 2009, pero ha abierto la puerta a una negociación con el Gobierno para prestarle su codiciado voto.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no desaprovechará la oportunidad. Ha asegurado que Canarias “necesita un tratamiento diferente” y ha extendido su mano para negociar con Nueva Canarias durante el trámite de enmiendas parciales en comisión.

El resultado puede ser similar al que ha surgido de la negociación entre el Gobierno y el PNV, que reportará a los vascos 1.400 millones en concepto de atrasos por el pago del cupo más una reducción de la aportación que el País Vasco realiza a las arcas del Estado. Tras ese pacto, el discurso del portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha sido muy pragmático.

El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, durante su intervención en el debate de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos de 2017 El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, durante su intervención en el debate de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos de 2017 (Sergio Barrenechea / EFE)

Esteban ha explicado que rechazar los presupuestos y tratar de forzar unas nuevas elecciones no conduce a nada, porque “no hay alternativa al Gobierno” y que de unas terceras elecciones surgiría un escenario parlamentario similar al actual. Y ha añadido que tumbar las cuentas de Montoro para 2017 enviaría un “mensaje nefasto” a Europa y a los mercados.

Ahora, gracias al apoyo de PNV, Ciudadanos y Coalición Canaria, el Gobierno ha logrado superar, con un empate y tras tres votaciones, el primer trámite para unas cuentas que ya están en capilla. Unos presupuestos de transición que, sin embargo, dan un respiro político al Ejecutivo de Rajoy. Si logra apoyos suficientes, el Gobierno aprobará el presupuesto de 2018, que podrá prorrogar en 2019, lo que le permitirá tener una legislatura larga.

Si no logra apoyo para el presupuesto del año que viene, al menos, habrá sacado adelante el de este ejercicio, lo que le permitirá optar a una prórroga en 2018, le dará un cierto margen y evitará unas elecciones anticipadas.

Loading...