Inicio Actualidad El presidente del ‘Gobierno Frankenstein’ critica a los partidos que pactan con...

El presidente del ‘Gobierno Frankenstein’ critica a los partidos que pactan con “la ultraderecha”

Pedro Sánchez defiende ante las élites de Davos que la economía española muestra «magníficos signos de resiliencia y fortaleza».

Pedro Sánchez no ha dejado escapar la oportunidad de atacar al PP durante su visita al Foro de Davos. En plena campaña contra la formación de Alberto Núñez Feijóo por la polémica del protocolo antiabortista de Vox en Castilla y León, el presidente del ‘Gobierno Frankenstein’ ha advertido, sin dar nombres, que los partidos de ultraderecha son «una amenaza muy real» que cuenta con el apoyo de partidos conservadores.

Olvidándose, como es costumbre, de los socios separatistas y comunistas que le mantienen en La Moncloa, Sánchez ha hecho un llamamiento a evitar que estas formaciones radicales lleguen a las instituciones y «destruyan desde dentro la Unión Europea».

En un discurso marcadamente económico, Sánchez ha hecho un paréntesis para destacar la necesidad de apostar por el multilateralismo frente a lo que representa el presidente ruso, Vladímir Putin. Al hilo de ello, ha asegurado que la comunidad internacional debe luchar contra las «semillas podridas que Putin ha plantado en nuestros propios países«.

«El autócrata ruso no está solo en su aspiración reaccionaria de fracturar el mundo y hacer retroceder el reloj. Tiene muchos aliados en Europa que ahora ocultan sus simpatías con Putin pero que hace apenas un año le visitaban y elogiaban sus formas».

Por ello ha hecho hincapié en la necesidad de evitar que estas fuerzas políticas lleguen a las instituciones y destruyan la Unión Europea desde dentro, porque «la amenaza es muy real». «Especialmente en aquellos países donde estas fuerzas de ultraderecha tienen el apoyo de los principales partidos conservadores que les están abriendo las puertas de los gobiernos», ha apostillado.

El presidente del Gobierno ha abogado por luchar contra ellos con la misma determinación con la que los ucranianos luchan contra los invasores rusos aunque «con distintas armas». «Nuestras armas serán la democracia, la transparencia y políticas eficientes. Es hora de cumplir».

Discurso económico

Ya en el terreno económico, Sánchez, ha defendido que la economía española demuestra «magníficos signos de resiliencia y fortaleza» y ha ofrecido España como un socio fiable de la economía mundial en un momento de incertidumbre como el actual.

El jefe del Ejecutivo ha reconocido que, según las predicciones, 2023 no será un buen año para la economía mundial debido a la incertidumbre, la alta inflación y el estancamiento de algunas de sus principales economías. Por eso ha asumido que España sufrirá algunos efectos de todo ello, pero dijo que su economía está demostrando «magníficos signos de resiliencia y fortaleza».

Como ejemplo de ello ha explicado que España tiene el nivel de empleo más alto de su historia, sigue creciendo por encima de la media de la eurozona y registra la tasa de inflación más baja de la UE.

Sánchez ha señalado también que todos los organismos internacionales coinciden en que España será una de las economías occidentales que mejor navegará en este periodo de incertidumbre y desaceleración económica y auguran que seguirá avanzando por el mismo camino. «La economía mundial necesita hoy más que nunca socios fiables en los que se pueda confiar, y España será uno de ellos».

En la descripción del panorama económico mundial citó la existencia de muchas desigualdades, ya que mientras que hay millones de personas sin recursos, el número de millonarios sigue creciendo y las grandes multinacionales continúan aumentando sus beneficios «dando la espalda a los demás». «¿Cómo podemos pedir a nuestros ciudadanos que aguanten un poco más la inflación cuando algunas grandes empresas pagan cero impuestos a los paraísos fiscales por las lagunas en la normativa internacional que permitimos que exista?».

Por ello ha pedido a las élites que ayuden a cambiar esta situación en un mundo que lamentó que esté lleno de «injusticias y desigualdades». «Es hora de arreglarlo», ha afirmado Sánchez para exponer después la serie de medidas que por valor de 45.000 millones de euros ha puesto en marcha su Gobierno para ayudara a paliar las consecuencias de la guerra en Ucrania. Sánchez considera que el bienestar de los ciudadanos será la medida del éxito de quienes toman las decisiones y por ello, ha hecho una petición: «Cumplamos».

Publicidad