Inicio Actualidad El PSOE choca con Carmena al pedir una ordenanza contra la prostitución...

El PSOE choca con Carmena al pedir una ordenanza contra la prostitución por no proteger a las chicas

La propuesta de ordenanza del PSOE en Madrid para abolir la prostitución no gusta entre los concejales de Ahora Madrid. La edil Monste Galcerán critica abiertamente el texto por no proteger a las trabajadoras sexuales.

A la concejal de Carmena el texto le causa “perplejidad” por varios aspectos. En primer lugar, dice que los socialistas “asimilan prostitución y trata, lo que no ayuda a plantear los temas”. Galcerán dice que “nadie está de acuerdo con la trata, pero si se dice que todo servicio sexual es trata, se confunden los términos, es un defecto que, nos parece, está presente en toda la ordenanza”.

La de Ahora Madrid, en línea con la postura de Ada Colau en Barcelona, lamenta que el PSOE en su texto “trata a las trabajadores sexuales como víctimas. No se las nombra en ningún párrafo como trabajadoras sexuales, profesionales del sexo o similares”. 

“Se parte del supuesto que estas mujeres no tienen voz propia, no son agentes que decidan por sí mismas, porque se da por hecho que cualquier mujer debería rechazar ofrecer servicios sexuales”, apunta la edil en un debate de la Fundación de los Comunes.

Mujeres sin voz

“Nos preocupa que la ordenanza no da voz a las mujeres, entendemos, como feministas, que una de nuestras tareas es escuchar la voz de las afectadas, durante muchos años hemos sido apartadas del debate, eso nos parece un déficit fuerte”, expresa la edil, “muchas de ellas ya están organizadas en colectivos”.

En segundo lugar, critican que “desde el punto de vista jurídico, no entendemos que el Ayuntamiento saque una ordenanza para proteger la libertad sexual, según se dice en el documento, cuando es una libertad que forma parte de los derechos fundamentales y la Constituciónparece o redundante o de menor rango”.

Por otra parte, explica que “se establecen sanciones y se tiene en cuidado en no decir que sancionará a la mujer, pero sí hay algunos puntos donde ocurre”, afea. “Se dice que en un proceso sancionador al varón, una de las partes, suponemos que la mujer, puede que tenga una actitud de resistencia a la Policía, en cuyo caso, incurriría en un delito. Esto nos preocupa extraordinariamente, es un riego alto”, añade.

Campaña de delación

Por último, “otra cuestión grave”, a ojos de Galcerán, “es que la ordenanza nos parece una invitación a la delación muy preocupante“. El texto recoge “el derecho y el deber a denunciar cualquier acto de servicios sexuales en la calle por dinero”. Esto, apunta, puede desembocar en situaciones jurídicamente complicadas: “Si uno sospecha de que en su bloque alguien ejerce, y tiene derecho y deber de denunciar se puede penalizar la ayuda al refugiado, a las mujeres… no se sabe qué sucede realmente”.

Puri Causapié (PSOE) y Monste Galcerán (Ahora Madrid). (Fotos. Madrid)

“Además, y hablando como Ayuntamiento, si el Consistorio está a punto de sacar un plan de trata, por qué sacar una ordenanza. Hay muchos aspectos del borrador que nos causan perplejidad”, concluye la edil.

Habla ‘Ninfa’

Junto a ella ha estado una profesional del sexo, ‘Ninfa’, que afea a la portavoz de los socialistas que venda su ordenanza como “el no va más” y que se arrogue la aprobación de su colectivo. “Nosotras no queremos que se nos persiga más, ya sabe que somos perseguidas por la ‘Ley Mordaza’, que no le apoyamos, pero aún así, lo sabe, y con frialdad dice que le apoyamos”. “Nos proponen trabajos precarios y no, eso no lo queremos”, añade.

La propuesta socialista fue registrada en mayo. Incluye sanciones al consumidor con hasta 3.000 euros, defensa y apoyo a las mujeres víctimas de trata y explotación sexual, control de la publicidad y medidas de sensibilización.

Críticas de los grupos

Tras pasar por registro, la portavoz del Ejecutivo, Rita Maestre, adelantó que ya trabajaban en un plan contra la trata y recordó que las multas a proxenetas y consumidores ya están reguladas en la Ley de Seguridad Ciudadana (la mal llamada ‘Ley Mordaza’).

La líder de Ciudadanos, Begoña Villacís, señaló que la ordenanza de los socialistas es “meramente de actuación policial”, lamentando que la parte social es “muy residual”. Además, afeó que el PSOE se equivocó al pedir debatir el asunto en una comisión errónea. La llevaron a la Equidad, Derechos Sociales y Equidad cuando corresponde a la de Salud, Seguridad y Emergencias.

Por su parte, el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, ironizó que  Causapié debería acudir a la Junta de Andalucía para recabar ideas, porque son “los que más saben de ello, además con dinero público”. “Voy a ser constructivo, su proyecto estrella es una ordenanza de prostitución, acoja a los mejores, al Gobierno del PSOE en Andalucía para los que Usted trabajó”, lanzó el edil en el último Pleno.