Inicio Actualidad El PSOE frena el impuesto a los ricos que propone Podemos

El PSOE frena el impuesto a los ricos que propone Podemos

Unidas Podemos y el PSOE han llegado a un acuerdo en la Comisión para la Reconstrucción que responde a la necesidad de «paliar» las consecuencias del Covid-19, según el contenido del acuerdo que ha sido compartido por Pablo Echenique.

Entre las medidas a las que ambas formaciones han llegado a un consenso no figura, sin embargo, la propuesta del partido de Pablo Iglesias de aplicar un impuesto a las grandes fortunas, también llamado impuesto a los ricos.

Sí han acordado reforzar el sistema de garantía de ingresos mediante el desarrollo del Reglamento del Ingreso Mínimo Vital y diseñar un mecanismo de estímulo al empleo para asegurar la eficacia de este ingreso en su función de inserción social.

Orientar, en el marco del diálogo social, las políticas de empleo a la eliminación de la brecha de género en el empleo y la ocupación y, en consecuencia, la brecha salarial. «Se promoverá un pacto social y político por la racionalización de los horarios, que incluya una Ley de usos del tiempo y racionalización de los horarios, que permite reorganizar completamente los tiempos de trabajo, ocio y cuidados», señala el acuerdo.

También Podemos y el PSOE plantean «estudiar la posibilidad de extender la duración de, entre otras medidas para paliar los efectos de la Covid, las moratorias de desahucios, la imposibilidad de corte de suministros y el apoyo al pago de deudas relacionadas con la vivienda, para evitar impagos y desahucios que podrían dejar a muchas personas y familias en situaciones de extrema vulnerabilidad».

Impulsar medidas contra el racismo y la xenofobia, con especial incidencia en los delitos de odio es otro de los puntos acordados, así como estudiar medidas para contener las subidas abusivas de alquiler con carácter temporal.

En materia sanitaria, acuerdan priorizar la compra a fabricantes españoles y coordinar la creación de esta reserva con el impulso público al levantamiento de la capacidad industrial local y aumentar los recursos destinados al Sistema Nacional de Salud. «Con carácter general, aumento del total de la inversión pública en sanidad hasta alcanzar al menos la media europea en porcentaje del PIB estabilizado al final de la legislatura. Todo el incremento se destinará a sanidad pública de gestión directa».