Inicio Actualidad El PSOE ganaría los comicios y separatistas catalanes y vascos continuarían teniendo...

El PSOE ganaría los comicios y separatistas catalanes y vascos continuarían teniendo la llave de las mayorías en el Congreso

El PSOE lidera la intención de voto en unas eventuales elecciones generales con una estimación cercana al 27% de los sufragios (cuatro puntos más que en las elecciones generales), mientras que el PP pierde un tercio de su capital electoral y desciende a poco más del 22%, en un apretado empate con Ciudadanos. Esta es una de las principales conclusiones de un sondeo de GAD3 para La Vanguardia, realizado entre los días 2 y 7 de noviembre.

Hace apenas seis meses, según la anterior encuesta del mismo instituto, el socialismo español permanecía estancado en un resultado prácticamente idéntico al de los comicios del 2016, mientras Ciudadanos capitalizaba el desgaste del gobierno del PP y se ponía a la cabeza en intención de voto.

De acuerdo con la encuesta, Ciudadanos habría caído ahora en más de cinco puntos con respecto a sus expectativas de marzo pasado, pero casi duplicaría su estimación de voto con relación a las generales de hace dos años (del 13%, entonces, a casi el 22%, ahora) y de ahí que empate hoy con el PP.

ERC sumaría hasta dos escaños, y pasaría de 9 a 11, y el PDECat caería de ocho a seis.

Finalmente, Podemos, que en marzo había sufrido un descenso de más de cuatro puntos con respecto al resultado del 2016, parece haber cortado esa sangría desde su papel de principal aliado parlamentario del gobierno y mantiene la misma estimación de hace seis meses pese al simultáneo ascenso de los socialistas. Estos últimos explican su avance básicamente a partir del trasvase de uno de cada cinco antiguos votantes de Iglesias (o del PDECat en Catalunya).

Esa nueva correlación del voto tiene, sin embargo, un impacto muy limitado en la actual distribución de escaños entre centro derecha e izquierda en la Cámara. Si ahora, PP y Cs suman 169 diputados, la estimación de GAD3 les otorga un total de 167 (92 los populares y 75 los naranjas, pese a que su diferencia en votos sería de cuatro décimas, aunque el PP rentabiliza mejor sus apoyos merced a una implantación territorial más homogénea). Y a esa cifra podría añadirse el solitario escaño de Vox, que sólo lograrían entrar en el reparto de escaños en Madrid.

Por su parte, el PSOE y Unidos Podemos –que ahora reúnen 156 diputados en el Congreso– sumarían 157, uno más. Eso sí, con una distribución distinta: el socialismo lograría 109 (25 más que ahora) y Podemos, 48 (23 menos).

Sin embargo, el paisaje parlamentario apenas cambiaría en una Cámara que por su fragmentación actual requiere ya de múltiples actores para reunir la mayoría absoluta.

Es decir, en ese nuevo escenario los nacionalistas catalanes y vascos continuarían teniendo la llave de la gobernabilidad. En concreto, un nuevo gobierno del PSOE necesitaría el respaldo de Podemos, ERC, PNV y PDECat para superar el listón de los 176 diputados. Y enfrente, los 167 escaños de PP y Cs precisarían el improbable respaldo simultáneo de PNV y PDECat para rebasar la barrera de la mayoría absoluta.

Los electores prefieren a Sánchez en la presidencia

Pedro Sánchez y su partido aparecen como los preferidos al frente del Gobierno, pero tienen a Rivera y su formación pisándoles los talones en aspectos como la propia valoración de su liderazgo o de su gestión en el Gobierno o la oposición. Un 27% de los consultados prefiere a Sánchez en la presidencia y menos del 20% a Rivera. Sin embargo, Cs supera al PSOE en la valoración global de su estrategia como partido, y la gestión del Ejecutivo registra una tasa de opiniones negativas del 52%.

Sin embargo, el mayor obstáculo al que se enfrenta el PSOE es el rechazo que suscita en la opinión pública la continuidad de la legislatura en el caso de que Sánchez no logre aprobar los presupuestos. Un 75% de los consultados cree que el presidente debe disolver las cámaras y convocar nuevos comicios si no logra aprobar las cuentas. Y la opción de prorrogar los presupuestos sólo tendría el apoyo del 35% (o del 42% en Cataluña).