Inicio Actualidad El PSOE no apoyará a Bildu aunque gane las vascas y evitará...

El PSOE no apoyará a Bildu aunque gane las vascas y evitará el lastre que eso le supondría en las europeas

El 21 de abril será la primera meta volante de la carrera electoral de 2024. Se celebrarán las elecciones en el País Vasco, a las que seguirán las catalanas el 12 de mayo y las europeas del 9 de junio.

De las tres citas electorales, la que menos incidencia puede tener en la marcha de la legislatura y el Gobierno de Pedro Sánchez son las vascas, según el análisis del PSOE y la Moncloa.

En coincidencia con la mayoría de encuestas, los socialistas esperan un resultado muy ajustado entre PNV y Bildu, con opciones de una victoria histórica de la izquierda abertzale, lo que dejaría al PSE como árbitro para la gobernabilidad del País Vasco.

[Bildu supera otra vez al PNV y ganaría las elecciones vascas en votos y escaños]

La Moncloa asegura que de ninguna manera se plantean los socialistas la posibilidad de apoyar a Bildu y, mucho menos, gobernar en coalición con el partido de Arnaldo Otegi.

La instrucción de Pedro Sánchez es mantener, si es posible, la coalición con el PNV, que ha gobernado en el País Vasco en la última legislatura. Una de las razones es que considera que esa coalición ha funcionado razonablemente bien.

Además, los socialistas consideran que si Bildu queda en la oposición en Euskadi, eso no tendría ningún reflejo en la legislatura en el Congreso de los Diputados. La formación abertzale seguirá apoyando a Sánchez, según el análisis de la Moncloa.

En cambio, dejar al PNV en la oposición pondría en peligro el apoyo de los nacionalistas vascos al Gobierno de Sánchez y, en todo caso, le empujaría hacia el acuerdo que el PP desea con la formación que preside Andoni Ortuzar.

La campaña de las europeas

Y, por último, Sánchez evitaría las consecuencias negativas que tendría un acuerdo de gobierno en el País Vasco con Bildu. Sobre todo porque, según recuerdan esas fuentes, la investidura de lehendakari coincidirá casi con la campaña electoral de las elecciones europeas, donde las perspectivas para el PSOE son muy negativas.

Los datos que maneja el PSOE para las europeas muestran en este momento una desventaja de más de siete puntos. Podría ser aún mayor si Sánchez acude a las urnas con un acuerdo recién firmado para un gobierno con Bildu.

En todo caso, Moncloa confía en la capacidad de movilización del PNV, ante la posibilidad de ser superados por Bildu. En otras elecciones vascas ya se ha testado esa fuerza de última hora de los nacionalistas vascos que, además, forman parte del entramado social de Euskadi.

En caso contrario, no sería la primera vez que ha gobernado en el País Vasco quien no ha ganado elecciones en escaños. Así, en 1986 gobernó el PNV de José Antonio Ardanza, pese a que fue superado en escaños por el PSE de Txiki Benegas.

Y en 2009, el lehendakari fue el socialista Patxi López, con apoyo del PP, pese a que el partido más votado fue el PNV.