El PSOE pide a Puigdemont desconvocar el referéndum y abrir una vía de negociación

El PSOE no se mueve un milímetro de su posición política pese a las detenciones de altos cargos de la Generalitat ocurrida este miércoles, y mantiene su apoyo al Gobierno en el sentido de la defensa del Estado de Derecho y de la legalidad vigente.

Este es el mensaje que quiso lanzar el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, para informar del contenido de la reunión celebrada por la mañana entre el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Ábalos indicó que el Gobierno de Catalunya ha vulnerado la legalidad, y el Estado de Derecho está actuando con sus propios mecanismos para impedirlo, “por lo tanto, está actuando en consecuencia”, dijo.

Por ello, ante el actual escenario, el dirigente socialista pidió abiertamente al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que desconvoque el referéndum del 1 de octubre, y se preste a abrir una vía de diálogo y negociación. Para Ábalos, “ya no hay ningún tipo de condiciones para celebrar el referéndum” y no cabe seguir en el empeño de mantenerlo.

En cuanto a la conversación entre Sánchez y Rajoy, el “número tres” del PSOE explicó que Sánchez reiteró al presidente del Ejecutivo sus dos mensajes ya conocidos: que las medidas que se tomen sean mesuradas, proporcionales y que no provoquen más daño que el que se pretende evitar; y que se inicie de una vez un proceso de diálogo y negociación política para afrontar el problema.

El dirigente socialista no entró a valorar si las detenciones cumplen las condiciones de Sánchez, porque indicó que no son actuaciones del Gobierno sino del propio Poder Judicial.

Ábalos indicó que la posición del PSOE ha sido consensuada por Sánchez con todos los secretarios generales del partido, y restó importancia a las diferencias que han expresado al respecto tanto la presidenta balear, Francina Armengol; como distintos alcaldes de PSC.

El secretario de Organización del PSOE señaló que las palabras de la presidenta balear, considerando que el Gobierno ha traspasado todas las líneas rojas, es una opinión más de una compañera, “y no constituye ninguna alarma frente al desafío tremendo que estamos viviendo. En el PSOE”; añadió, “siempre hay opiniones diferentes, y no es nuestra debilidad como se cree, es nuestra fortaleza”.

En cuanto a los alcaldes, se mostró más comprensivo porque, apuntó, son los que están viendo la fractura social que se está dando en Catalunya. “Hay que entenderlos y respetamos los sentimientos de los alcaldes. Todo es fruto de la presión directa que están sufriendo y tienen todo nuestro apoyo”, dijo.

Pese a estas consideraciones, Ábalos dejó muy claro que la posición del PSOE es firme y casi unánime, y que está ceñida a los planteamiento que él mismo expuso, y a las consideraciones que hizo horas antes el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Loading...