El PSOE pide al Gobierno que evalúe el impacto de la custodia compartida impuesta para no experimentar con los niños

Registra una PNL en el Congreso que será debatida a partir del primero como mes de septiembre

La custodia compartidaempieza a generar recelos en el Grupo Socialista que esta mañana ha registrado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a evaluar el impacto que esta medida tiene en los menores cuando viene impuesta por los jueces y los tribunales. Los socialistas creen que este estudio debe realizarse en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio Fiscal y los órganos competentes.

A lo largo del texto, el PSOE advierte de que no se ha realizado ningún análisis objetivo sobre si la custodia compartida es conveniente para salvaguardar el interés del menor, a pesar de que se trata de una medida que se está extendiendo. En este sentido, subraya que los juzgados de familia no hacen seguimiento alguno sobre el impacto de la custodia compartida en los menores cuando es impuesta por el juez, ni hay datos sobre su idoneidad para asegurar el adecuado desarrollo evolutivo, la estabilidad emocional y la formación integral del menor. La preocupación de los socialistas reside en que esta medida tiene una aplicación complicada: exige respeto mutuo de los progenitores, actitud razonable y habilidades para el diálogo entre ellos que son difíciles de encontrar en padres en conflictos.

«Se debe legislar en interés del menor. Creemos que los jueces deben intervenir sólo en aquellos casos en los que exista conflicto y hay que dejar a las partes que negocien el modelo de custodia cuando se realiza de mutuo acuerdo, que son la mayoría de los casos de divorcio en este país», ha subrayado la portavoz socialista de Igualdad, Ángeles Álvarez, tras el registro de la iniciativa. «En los casos de violencia de género no cabe ningún tipo de custodia compartida. En el marco de las negociaciones del Pacto contra la violencia de género ha existido unanimidad respecto a la necesidad de legislar para evitar incluso las visitas de los padres violentos con los menores», ha especificado.

La política socialista ha advertido también que en las Comunidades Autónomas donde ya se ha legislado en esta materia, los resultados para los menores no están siendo «muy buenos», por lo que ha considerado «muy poco oportuno tratar de ir a una legislación que lo que hace es poner en manos de los jueces la decisión de cómo tiene que ser la convivencia entre los ex cónyuges y sus hijos».

Loading...