El PSOE rechaza que se sancione a quien promueva homenajes a etarras

7

El PSOE rechaza sancionar a quien promueva y organice homenajes a etarras. Así se desprende del debate, el pasado martes en el Senado, de una moción del PP para rechazar esta exaltación de terroristas y defender “el reconocimiento, reparación y justicia” de las víctimas.

La moción incorporó una enmienda de Ciudadanos en la que “se insta al Gobierno a impulsar las modificaciones legales pertinentes para que este tipo de actos de enaltecimiento que no sean constitutivos de delito puedan ser sancionados por vía administrativa de forma que no queden impunes, reforzando así la protección del honor y dignidad de las víctimas del terrorismo”.

La iniciativa fue respaldada por todos los partidos, a excepción de 11 senadores de ERC y uno de EH Bildu. También por el PSOE. Sin embargo, en el debate, los socialistas dejaron claro su rechazo a la propuesta de Ciudadanos para multar a los responsables de esos actos.

“Los socialistas votaremos favorablemente esta propuesta del Grupo Popular, como no puede ser de otra manera, aunque no nos gusta absolutamente nada la última incorporación que han hecho a la moción con la enmienda de Ciudadanos”, argumentó el senador Antonio Rodríguez Esquerdo.

El respaldo a la moción se limitó a un pronunciamiento simbólico para rechazar los actos “que aplaudan o vitoreen a quienes durante cincuenta años extendieron la muerte por las calles de Euskadi”.

“Nuestro rechazo frontal a que los presos de la banda terrorista ETA sean jaleados, aplaudidos y homenajeados; de ahí nuestro apoyo a esta moción”, prosiguió el senador socialista, que consideró que la obligación de los responsables públicos es “contribuir a una convivencia y no a una vergüenza pública”, y para ello emplazó a la Ponencia de Memoria del Parlamento vasco, en la que el PP no participa y que recibe el rechazo de las asociaciones de víctimas por equiparar a las víctimas y a sus asesinos.

“Nuestra obligación es hablar más de todos y con todos”, advirtió Rodríguez Esquerdo.

Por parte del PP, el senador Iñaki Oyarzábal destacó que “han sido más de 70 los homenajes a miembros de ETA que han abandonado la cárcel en los últimos meses”, por lo que han pedido al Gobierno que garantice el reconocimiento de las víctimas y refuerce su protección “frente a cualquier forma de revictimización”.

Oyarzábal destacó que los actos son “paseíllos de honor a la entrada de los pueblos vascos” en los que además se cede “al terrorista el sillón del alcalde entre aplausos de los vecinos” y mostró su preocupación por la asistencia de menores “utilizados para estar presentes, aplaudir y portar pancartas y símbolos”.

Podemos también respaldó la iniciativa pero consideró que los homenajes no podían equipararse con delitos de enaltecimiento del terrorismo por tratarse de “libertad de expresión”.

La senadora Miren Gorrochategi rechazó que puedan entenderse como tal porque estos actos no representan “una situación de riesgo para las personas o derechos de terceros”.

“No entendemos la aceptación de la enmienda de Ciudadanos, que va justamente en el sentido contrario de subrayar el valor del diálogo y de la empatía y que apela y abraza nuevamente la vía penal como una forma de resolución de conflictos”, señaló Gorrochategi.