Inicio Actualidad El PSOE tensa las relaciones con sus socios y Podemos al registrar...

El PSOE tensa las relaciones con sus socios y Podemos al registrar una ley para abolir la prostitución

El PSOE no se da por vencido y, tras tener que retirar una enmienda de la conocida Ley «sí es sí» , en la que pedía abolir la prostitución, los socialistas han registrado una proposición de Ley Orgánica para modificar el Código Penal y «prohibir el proxenetismo en todas sus formas». La fórmula elegida es muy similar a la utilizada por el PSOE para legalizar la eutanasia y permitiría que, justo después de verano, se pudiese votar en el pleno del Congreso de los Diputados.

La decisión tensa las relaciones con Unidas Podemos ya que Irene Montero era partidaria de introducir la abolición dentro de la Ley de Trata, que aprobará el Gobierno. Sin embargo, fuentes socialistas creen que esta norma, a la que todavía no se le ha dado luz verde en primera vuelta por parte del Consejo de Ministros, podría llegar al final de la legislatura al Congreso de los Diputados, o incluso que, debido a los tiempos electorales, no pueda tramitarse en el Parlamento.

Poner a Unidas Podemos en un dilema

«Se trata de decir si se está en contra o no de la prostitución«, aseguraba la vicesecretaria general, Adriana Lastra, al presentar en Ferraz la Proposición de Ley que su partido registraba a continuación en el Congreso. El PSOE se garantiza con esta decisión que exista un debate en la Cámara Baja como se encargaba de recordar la número dos del partido: «Yo les invito a que miren el voto de Unidas Podemos en la proposición no de ley de febrero de 2019 donde su grupo parlamentario se fracturó, a la hora de votar. Algunas diputadas votaron a favor y otras en contra».

La abolición de la prostitución es una decisión que divide a Unidas Podemos. Por un lado, algunas feministas como Irene Montero se definen como abolicionistas, pero las diputadas de En Comú Podem se declaran «regulacionistas», más próximas al modelo de países como Países Bajos. «La posición actual de Unidas Podemos no la conozco, lo que sí conozco es que no quisieron apoyar nuestra enmienda de abolición de la prostitución y de persecución del proxenetismo, eso sí que lo sé», remataba Lastra al recordar la tensa sesión de este miércoles en la Comisión de Igualdad.

La número dos del PSOE lanzaba varios mensajes a sus socios acusándoles de «trilerismo político» y de «vetos cruzados«. Adriana Lastra afirmaba que, pese lo que habían dicho desde Unidas Podemos o ERC, su «enmienda no buscaba perseguir a las mujeres, queremos perseguir a los proxenetas».

A por el apoyo del PP

Los socialistas saben que para abolir la prostitución no contarán con el respaldo de sus socios como ERC, Bildu o PNV, que están en contra, tampoco de partidos bisagras como Ciudadanos, así que lanzan la pelota al tejado del PP. Lastra, como acercamiento, elogiaba a Pablo Casado al recordar que el expresidente del PP apoyó abolir la prostitución en 2019 pero reprochaba a Alberto Núñez Feijóo que «volviese a dar la espalda a las mujeres».

Los socialistas esperan conseguir, al menos, una abstención de los populares, similar a la que consiguieron de cara a la Comisión de Igualdad, pero que Génova cambió a las 15:00, una hora antes del comienzo del pleno. En ese momento, tras una llamada de Pedro Sánchez a Adriana Lastra es cuando el PSOE decide cambiar de estrategia y presentar al día siguiente una proposición de ley para abolir la prostitución.

Penas de hasta cuatro años de cárcel

La proposición de Ley del PSOE incluye penas de prisión de uno a tres años a «quien con ánimo de lucro promueva, favorezca o facilite la prostitución de otra persona, aún con el consentimiento de la misma». Lo que supondría el cierre de todos los prostíbulos. La modificación del Código penal, que no prevé sanciones «para la persona que esté en situación de prostitución», sí incluye multas de 12 a 24 meses para los usuarios «de actos de naturaleza sexual a cambio de dinero».

Preguntada por si el PSOE, que en otras ocasiones, como en el aborto, defiende en lema «en mi cuerpo mando yo», no asume este eslogan para la prostitución, Adriana Lastra pedía acabar «con el falso mito de la libertad de elección cuando sabemos que la prostitución lleva a la trata». «No hay libertad de elección y lo sabe todo el país».

Publicidad