Inicio Actualidad El PSOE y sus planes europeos para secuestrar a nuestros jóvenes

El PSOE y sus planes europeos para secuestrar a nuestros jóvenes

Rodrigo de Castilla.- ¿Se acuerdan de «la mili»? La mili o el servicio militar era un periodo de servicio en el que los jóvenes participaban de la defensa de España durante un limitado número de meses.

Una de las reclamaciones «irrenunciables» de la izquierda y de las hordas rojas fue, de siempre, eliminar esa «costumbre arcaica» que «cercenaba» la «libertad» de la juventud obligándola a «perder el tiempo» en algo inútil y a todas luces «trasnochado».

Ya imaginarán el resto de la historia. Ocurrió lo de siempre. El servicio militar fue eliminado por el primer gobierno de derechas desde la «Constitución» del 78.

Más o menos lo mismo que con los alardes feministoides de la izquierda mentirosa y canalla acerca del «empoderamiento femenino». Que las mujeres tuvieran derecho a voto en España fue decisión de las derechas. Las izquierdas se negaban, rabiosas, porque daban por hecho que la mujer, debido a su «limitada inteligencia y su facilidad para ser manipulada» votaría lo que le mandase el cura o el confesor.

Tal cual.

Pero estas cosas, al igual que la noticia de hoy, no aparecen en los medios de comunicación «al uso». Es decir, los medios de comunicación que abrevan de los Presupuestos del Estado o de los fondos reservados.

Pero en fin. Nosotros, más humildes, más idealistas y muchísimo más pobres, no tenemos causa ni razón para callarnos, así que les desvelaremos la noticia que anunciamos en el titular: no se trata de una comparación poética: Es radicalmente cierto: El PSOE quiere, desea, manda y ordena que los muchachos de entre 18 y 25 años tengan que marchar un mínimo de 3 meses a «algún país europeo» para ser profundamente adoctrinados y procesar sus cerebros hasta que queden convenientemente lavados, separados de su entorno, amistades, seres queridos y sobre todo, familia.

O, en las falaces y huecas palabras de las hordas socialistas:

La medida «ayudaría a visibilizar la solidaridad entre europeos» y a fomentar «vínculos afectivos y de amistad» para superar «las barreras y nacionalismos», así como «las tensiones y discrepancias hoy existentes».

«Haremos que todos los ciudadanos europeos, de entre 18 y 25 años, realicen un servicio público de carácter asistencial por un periodo de, al menos, tres meses en un país de la Unión Europea diferente al que han nacido».

Para el PSOE, de esta forma se contribuirá «a profundizar el conocimiento mutuo y luchar contra los estereotipos, entre los países del norte-sur y este-oeste de Europa, permitiendo a nuestros jóvenes aprender la historia, la cultura y las costumbres de otros Estados Miembros de nuestra Unión».

Pues nada; ahí quedan, negro sobre blanco, muy claras las intenciones de los globalistas vasallos del Nuevo Orden: alegres y felices esclavos paneuropeos sin patria, sin familia y sin raíces experimentando las mieles de pasar -seguramente por primera vez para casi todos- una larguísima temporada fuera de casa, fuera del control paterno y fuera de límites estúpidos, horarios establecidos y rutinas de vida.

Bien señores padres: esto es lo que hay. ¿Lo van a permitir también? ¿Van a seguir mirando el fútbol mientras se llevan a sus hijos?