El Real Madrid, sin efecto Mariano ni Vinicius

4

El Real Madrid volvió a perder este sábado en Liga y lo hizo con una dura derrota ante el Deportivo Alavés en Mendizorroza (1-0), un partido que perdió en el último minuto y que supuso la segunda derrota consecutiva del equipo blanco, el cuarto partido seguido sin marcar gol y la confirmación de que el Real Madrid está en crisis.

En Vitoria, a diferencia de otros encuentros, Julen Lopetegui quiso cambiar el partido desde el banquillo con dos jugadores que hasta ahora habían jugado pocos minutos. Mariano y Vinicius salieron en la segunda parte, el primero con 45 minutos enteros al salir en lugar de Benzema en el descanso, pero ninguno fue capaz de evitar la catástrofe del Real Madrid.

Si bien Lopetegui explicó en rueda de prensa que los cambios se debieron a lesiones (explicó que Benzema también tuvo molestias y no solo Bale), al menos el técnico del Real Madrid hizo movimientos diferentes a los de otros partidos, intentando esta vez dinamizar y revolucionar al equipo desde el banquillo.

Mariano luchó, pero no tuvo oportunidades

Dos de los jugadores en los que más esperanzas alberga el madridismo son Mariano y Vinicius, que tuvieron minutos en Mendizorroza sin éxito. El delantero catalán salió en el descanso en lugar de un Benzema apático y ahogado en la primera parte, mientras que la perla brasileña entró a falta de un cuarto de hora para el final en lugar de Gareth Bale.

Sin embargo, estos cambios no cambiaron la imagen de un Real Madrid que fue de más a menos en Vitoria, con un buen arranque pero unos minutos posteriores mucho peor. En la segunda parte, con Mariano en el cambio, hubo alguna acción diferente en el área rival, luchando balones que Benzema puede dar por perdido, pero hubo ausencia de ocasiones. Mariano se quedó aislado en un equipo que no fue capaz de crear juego útil en el centro del campo, y que se dedicó a pasar el balón sin crear peligro al Alavés. A Mariano le llegaron pocos balones.

Vinicius, 10 minutos y un solo disparo

Por su parte, Vinicius, que salió con 0-0 y nuevamente como revulsivo, tuvo un flojo disparo que atrapó sin problemas Pacheco y poco más. Tampoco tuvo tiempo para nada más. Los últimos minutos de partido fueron de poca vibración, donde el Real Madrid apenas buscó el gol y se quedó anclado en la posesión inútil del balón. En el último minuto, el equipo blanco, que se queda anclado en los 14 puntos en la clasificación, tuvo un castigo excesivo con el gol de Manu García a la salida de un córner.

Lopetegui confío en Mendizorroza en Mariano y Vinicius pero dos de los jugadores más prometedores de este Real Madrid no pudieron salvar la papeleta de un equipo en crisis. Tampoco es que pudieran echarse ellos al equipo a la espalda, siendo además jugadores sin galones, pero como revulsivos, esta vez, no funcionaron en el duelo ante el Deportivo Alavés.