El reto de Catalunya en Comú, el deshielo de los bloques

Catalunya en Comú romper el hielo entre el bloque independentista y el constitucionalista y atraer a los votantes a un espacio intermedio. Y en ello se centra su espot de televisivo de campaña, en el que se aprecian dos grupos de gente a uno y otro lado. Mientras Xavier Domènech va desgranando las propuestas de la candidatura, hombres y mujeres van dando un paso al frente, abandonando su bloque y sumándose al espacio común.

En es la síntesis del difícil reto de Catalunya en Comú: persuadir a los votantes de que se centren en las propuestas sociales de su programa y renuncien a los dos bloques.

Vivienda, educación, referéndum pactado

En el anuncio, Domènech echa mano de unas de las críticas de los detractores del proceso independentista: “Hace demasiados años que los problemas de la gente quedan en un segundo plano”. A continuación, el candidato enumera propuestas. “Trabajaremos por el derecho a una vivienda digna y por que los alquileres estén regulados; defenderemos la educación pública, abarataremos las matrículas; acabaremos con la precariedad que obliga a nuestros jóvenes a marcharse al extranjero”.

Domènech anuncia el combate contra el machismo y la obertura de “puertas y ventanas para acabar con la corrupción”, así como la “recuperación de las instituciones” y el objetivo de un referéndum de independencia pactado. Y recuerda que tanto en las municipales de mayo del 2015 en Barcelona como en las elecciones generales, los ‘comuns’ obtuvieron muy buenos resultados de forma inesperada. Un argumento necesario a la vista de los resultados que vaticinan las encuestas. 

Loading...