Inicio Actualidad El ‘Rey del Cachopo’ pide ser cocinero en la prisión y la...

El ‘Rey del Cachopo’ pide ser cocinero en la prisión y la Administración aún no ha tomado una decisión

César Román Viruete, conocido como el ‘Rey del Cachopo‘, ha pedido ser cocinero en la prisión madrileña de Soto del Real donde ingresó preventivamente como presunto autor de la muerte de su novia Heidi Paz, según confirman a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, que ha aprobado este miércoles que el interno pase al módulo ordinario.

Las citadas fuentes precisan que la Administración aún no ha tomado una decisión sobre la petición para seguir ejerciendo de cocinero, en esta ocasión en Soto del Real, según ha adelantado el diario ‘Abc’.

César Román fue detenido el 16 de noviembre en Zaragoza, concretamente en la cocina del restaurante donde, con una identidad falsa, se había mantenido oculto después de fugarse en verano sin dejar rastro y tras vaciar las cajas de los restaurantes donde dio fama al plato asturiano por el que se autoproclamó ‘Rey del Cachopo’.

El ‘Rey del Cachopo’ mantiene una actitud colaborativa cumpliendo con la disciplina establecida por los funcionarios de Soto del Real. Instituciones Penitenciarias le aplicó el artículo 75.1 como medida de refuerzo de su seguridad, debido a su carácter mediático.

Se levantan las limitaciones en prisión

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han informado a Europa Press de que estas limitaciones de movimientos y refuerzo de su seguridad ligadas al artículo 75.1 se han levantado este mismo miércoles, ocho días después de que ingresara en Soto del Real tras comparecer en los Juzgados de Plaza de Castilla.

El 20 de noviembre se negó a declarar durante su comparecencia ante la juez de instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, si bien manifestó que es “inocente” y que “no ha matado a nadie” en los pasillos tras concluir la breve comparecencia. Se le investiga por la muerte de su novia, cuyo cuerpo apareció descuartizado en una nave de Usera.

La Audiencia Provincial de Madrid condenó a César Román el pasado mes de junio, antes de su desaparición, por malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de medida cautelar respecto a su exmujer y madre de su hija. Además, tiene multitud de procedimientos abiertos en los juzgados de toda España derivados de su actividad comercial y empresarial, según señalaron a Europa Press fuentes jurídicas.