El rockero italiano Vasco Rossi dará el mayor concierto de la historia de Europa

El rockero italiano Vasco Rossi celebrará sus cuatro décadas sobre los escenarios con un único concierto el 1 de julio en el parque Enzo Ferrari de Módena para el que ya se han vendido más de 180.000 entradas, lo que lo convierte en el mayor concierto no gratuito (excluidos festivales) de toda la historia de Europa.

De acuerdo con los datos que publica La Repubblica, los tres espectáculos que mundialmente acumularon un público mayor, que ostentan el récord actualmente, son A-Ha en el estadio Maracaná de Río de Janeiro en 1991 —dentro de la presentación del Rock in Rio—, que tocaron para 198.000 espectadores; Tina Turner, que en 1998 actuó delante de 188.000 asistentes y Paul McCartney, que llegó a los 185.000 en 1990. Fue justamente él, con los Beatles, quien el 15 de agosto de 1965 uno de los primeros en inagurar este género que son los conciertos masivos de hoy con su actuación en el Shea Stadium de Chicago ante 55.000 personas. Su productor de entonces, Sid Bernstein, dijo que habían ganado 304.000 dólares en una noche, una cifra insólita hasta ese momento. Ahora Rossi aspira a superar las 200.000 entradas y a imponer un nuevo techo.

El precedente europeo a Rossi es también italiano. Luciano Ligabue dio un concierto en Campovolo, un antiguo aeropuerto de la región de Emilia en 2005 para el que se vendieron 165.264 entradas, según datos de la SIAE (algo así como la SGAE italiana). Eso sí, la enorme explanada donde se celebró el concierto, repartido entre tres escenarios, provocó serios problemas de acústica y las quejas de muchos de los asistentes, tanto que el cantante tuvo que pedir perdón. En la misma provincia, un directo de U2 movió en 1997 a 147.000 personas. En esta clasificación merecerían reseña igualmente Bruce Springsteen, que en Berlín en 1988 tocó ante 160.000 personas y Madonna que, un año antes, en París, lo hizo ante 130.000.

Otros hitos indiscutibles fueron las dos veladas consecutivas en las que Oasis en 1996 juntó a 250.000 en Knewbworth (Inglaterra) y las tres tardes consecutivas en las que, cada vez, Robbie Williams logró que 122.000 espectadores de media acudieran a sus conciertos.

Loading...