Inicio Actualidad El Sabadell descarta una fusión hasta dentro de un año

El Sabadell descarta una fusión hasta dentro de un año

Madrid, 18 de octubre de 2020 (13:32 CET)

La fusión entre Caixabank y Bankia ha acelerado las negociaciones entre los grandes bancos de España para tratar de unir sus fuerzas. Sin embargo, el Sabadell no quiere precipitarse y ha aplazado hasta mediados de 2021 la puesta en marcha de cualquier operación corporativa de estas magnitudes.

La entidad de Josep Oliu ha descartado acometer cualquier fusión hasta que no disponga de una imagen más completa sobre el impacto de la crisis del coronavirus en su cuenta de resultados, según ha publicado Europa Press.

Será a partir del segundo trimestre de 2021 cuando el Sabadell contará con una información más detallada sobre su situación económica, marcada por un contexto de caídas de los tipos de interés, la baja rentabilidad y el alto riesgo de deterioro crediticio, como consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

Sabadell pretende, de esta manera, demostrar músculo ante la crisis económica y poner en valor algunas de sus fortalezas durante la pandemia, como el aguante que están demostrando las pequeñas y medianas empresas que operan sus cuentas en el banco catalán.

El Sabadell es uno de los grandes candidatos para una fusión

El banco de Josep Oliu es uno de los que figura en las quinielas para formar parte de un nuevo proyecto de fusión que competirá contra Caixabank-Bankia. Otras entidades como Unicaja y Liberbank ya han puesto en marcha las negociaciones para unirse bajo una única marca en un nuevo mapa bancario más concentrado.

Si definitivamente el Sabadell opta por embarcarse en una fusión corporativacuenta con dos escenarios posibles: unirse con una entidad de mayor tamaño o tratar de absorber a alguno de los bancos que gestionan menos activos.

La primera posibilidad puede conducir al banco catalán a sumar fuerzas con BBVA, que ya ha mostrado en las últimas semanas su voluntad de estudiar cualquier operación que pueda resultar beneficiosa para sus cuentas. De la lista se caen otras grandes entidades como el Banco Santander que ha rechazado una fusión, tras haber adquirido recientemente el Popular.

Por el contrario, el Sabadell también podría tender su mano a entidades más pequeñas como Kutxabank, Abanca o Ibercaja para tratar de escalar puestos en la lista bancaria española. Este tipo de asociaciones le permitirían extender su red por más puntos de España para competir con los grandes bancos.