Inicio Actualidad El secesionismo pincha en la Diada

El secesionismo pincha en la Diada

La pandemia de Covid-19 ha pasado factura a la Diada de este 2020, que ha dejado imágenes muy alejadas de las grandes aglomeraciones de manifestantes llenando las calles de Barcelona de otras diadas. El 11-S ha quedado marcado este año por la pandemia de coronavirus.

El descenso de manifestantes se explica no sólo por el formato elegido por la ANC y Òmnium, 131 concentraciones distribuidas por territorio-, también por la participación en números totales. Tampoco se ha organizado ninguna manifestación masiva ni el tradicional Concierto por la Libertad, de Òmnium Cultural.

Los actos de la tarde han comenzado a las 17:00, entre marcadas medidas de seguridad y con un aforo máximo de 60.000 personas, una imagen que contrasta con las 600.000 que, según la Guardia Urbana, desfilaron el año pasado.

La ANC ha informado que un total de 59.500 personas han participado en los actos que la entidad ha organizado para el 11 de septiembre, según datos de la misma entidad independentista.

El acto central organizado por el ANC en la plaza Letamendi de Barcelona, desde donde se han hecho los parlamentos, tampoco ha dejado imágenes de grandes aglomeraciones de gente. En el evento, han intervenido el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Cervera; el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, y la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie.

El acto organizado por Òmnium Cultural en el paseo Lluís Companys de Barcelona también ha quedado deslucido por la pandemia. Allí, los organizadores han colocado 2.850 sillas en la calle con los nombres de las personas afectadas en alguna de las causas judiciales abiertas a raíz del proceso independentista.