El sector crítico del PSE amenaza con llevar a la justicia la reelección de la secretaria general

Se acabó la paz. Tras una precampaña cargada de turbulencias, este miércoles ha estallado la tormenta en el interior del Partido Socialista de Euskadi (PSE), socio y sostén del PNV en el Gobierno Vasco. Mientras su actual secretaria general, Idoia Mendia, recibía la confirmación de que seguirá al frente de la formación durante otra temporada, su principal rival interno lanzaba una auténtica declaración de guerra: al menos que ocurra un milagro, el socialismo vasco verá dilucidar su crisis interna en los tribunales ordinarios.

“Hemos luchado sabiendo que era imposible ganar, pero teníamos que dar el Do de pecho”, explicaba a Público el ex concejal de Lemoa y actual responsable de la agrupación socialista de la comarca de Arratia, Unai Ortuzar. Durante las últimas semanas, su nombre apareció varias veces en la prensa local, y no precisamente para hablar sobre su paso por el ayuntamiento: después de apoyar a Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, Ortuzar decidió lanzar su propia cruzada para “renovar” a la filial del partido en Euskadi, cuyo congreso autonómico se realizará el próximo 30 de septiembre.

El ex edil se situó al frente de Berritu Sozialistak, una plataforma que pretendía desplazar del poder a Mendia, quien en el proceso de primarias a nivel estatal había apostado por el ex lehendakari Patxi López. Sin embargo, la batalla del PSE era mucho más que un duelo entre “patxistas” y “pedristas”: en el fondo subyacían otras rivalidades que ahora, una vez conocidos los resultados de los avales para las primarias vascas, han terminado de aflorar.

Idoia Mendia, Idoia Mendia, Secretaria General de los Socialistas Vascos. /PSE

“Tongo”

Según ha anunciado la Comisión de Ética del PSE, Mendia ha obtenido 3.174 avales válidos frente a los 152 de su rival. Algunas horas antes, el gabinete de prensa de la actual secretaria general había recordado que “el número mínimo de avales necesarios para poder concurrir a la Secretaría General de los Socialistas Vascos es de 543”, por lo que “si se diese la circunstancia de que fuese proclamada una única candidatura, se entenderá electa como Secretario/a General sin proceder a los trámites encaminados a la votación por la militancia”. En otras palabras, sería reelegida sin tener que pasar por las urnas.

Ortuzar: “La recogida del 60% de avales en siete días es imposible, salvo que exista una utilización del aparato”

La confirmación llegó algunas horas después desde el Comité de Ética del partido, que proclamó a Mendia como secretaria general reelecta. Fue entonces cuando la ruptura terminó de consumarse. “La recogida del 60% de avales en siete días es imposible, salvo que exista una utilización del aparato y que haya tenido a su disposición las agendas con teléfonos, nombres y apellidos de militantes”, dijo un enfadado Ortuzar, quien no dudó en hablar de “tongo”.

“Una patada en el culo”

En una conversación de aproximadamente veinte minutos con este periódico, el líder del sector crítico habló varias veces de “coacciones” y “presiones” por parte del “aparato”. “En otras palabras, es un insulto más a la militancia, e incluso a sus propios avalistas, que le apoyan porque están obligados a hacerlo debido a favores e hipotecas”, denunció. “Estoy avergonzado –continuó-, porque conozco cómo ha conseguido Idoia Mendia sus avales: coaccionando”.

Ortuzar: “Es un insulto más a la militancia, e incluso a sus propios avalistas, que le apoyan porque están obligados a hacerlo debido a favores e hipotecas”

El precandidato fallido cree tener una explicación a todo esto. “Lo que más temía Mendia era que yo obtuviese un 20% de los votos en las primarias, porque entonces se vería obligada por los estatutos a incluirme en su Ejecutiva. ¿Y sabe qué pasa? Pues que no quieren que esté, porque saben que yo no tengo alfombras que levantar”. “Este es el chiringuito de Idoia Media y Miguel Ángel Morales (secretario de Organización del PSE). A mí me han pegado una patada en el culo y me han dicho: si quieres, te presentas dentro de cuatro años. Ahora no”, remató.

A los tribunales

En ese contexto, Ortuzar anunció que este martes impugnará la reelección de la secretaria general. Será el tercer recurso que presenta su corriente en menos de dos semanas: la dirección del PSOE aún debe pronunciarse sobre otras dos denuncias presentadas por “Berritu Sozialistak” para tratar de frenar el proceso interno del PSE. La cosa no terminará ahí: el ex concejal de Lemoa tiene previsto acudir a la justicia ordinaria “ante la pasividad de la Ejecutiva Federal”. “Creemos que habrá un juez que nos dará la razón, y eso creará un problema importantísimo al partido”, pronosticó.

Efectivamente, el PSE no atraviesa su mejor momento electoral. En las elecciones autonómicas de septiembre pasado cayó hasta los nueve escaños, siete menos que en la legislatura anterior. Sin embargo, Mendia consiguió cerrar un acuerdo de gobierno con el Partido Nacionalista Vasco que no contentó a toda la familia socialista. “Hoy estamos en la más absoluta insignificancia política: somos las marionetas que el PNV utiliza a su libre disposición”, dijo Ortuzar a Público. La crisis está servida.

Loading...