Inicio Actualidad El Senado puede fijar una comparencia de Sánchez contra la voluntad del...

El Senado puede fijar una comparencia de Sánchez contra la voluntad del presidente

El Senado puede fijar un Pleno del Senado que incluya la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el plagio de ‘su’ tesis doctoral o sobre inmigración y hacerlo aún en contra de la voluntad ya expresada por el Ejecutivo, lo que abriría la puerta a un conflicto de competencias entre estos dos poderes del Estado.

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, es quien fija el orden del día de los Plenos, una vez oída la Junta de Portavoces, y es lo que hará el próximo martes, día 16, con el Pleno del 23 de octubre.

El Gobierno ofreció la semana pasada ese día 23 como una posible fecha para una comparecencia de Pedro Sánchez pero sobre política general, no sobre ningún tema monográfico, pero el PP ha mantenido su exigencia de que comparezca primero para hablar sobre su tesis doctoral y en una segunda sesión, sobre inmigración.

Sánchez no irá a un debate monográfico

El Ejecutivo ha comunicado este martes al Senado que el presidente no comparecerá sobre ninguno de estos dos asuntos, amparándose en que el Reglamento del Senado no le obliga, ya que esta norma guarda silencio sobre las comparecencias del presidente.

Sin embargo, el PP ha insistido en que quiere un debate con el presidente sobre su tesis y apela al artículo 110 de la Constitución, que señala que “las Cámaras y sus Comisiones pueden reclamar la presencia de los miembros del Gobierno”. Si el presidente no atiende a la llamada del Senado, amenazan con crear una comisión de investigación sobre el asunto y llamarle a declarar allí, donde las comparecencias son obligatorias.

Los ‘populares’ están por tanto decididos a mantener la comparecencia de Sánchez y, dada su mayoría absoluta, forzar que se incluya la semana que viene en el orden del día del Pleno del 23. Si esto ocurre, la solicitud llegará formalmente al Gobierno y tendrá que decidir una respuesta.

Nuevo conflicto

De hecho, el Ejecutivo va a tener ocasión de opinar antes formalmente sobre este asunto porque García-Escudero le va a enviar por escrito la solicitud de que comparezca aprobada por la Junta de Portavoces. Se desconoce cuánto tiempo va a esperar el presidente del Senado a recibir una respuesta, pero vista la insistencia del PP en este asunto es posible que no deje pasar más de una semana, hasta fijar el orden del día del Pleno del 23. Los plazos en cualquier caso podrían prolongarse.

Así las cosas, el Legislativo y el Ejecutivo se podrían dirigir hacia un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional (TC) si el Senado llama a comparecer al presidente y éste no acude.

El TC tiene ya entre manos un enfrentamiento entre estos dos mismos poderes, aunque en el protagonismo en este caso era del Congreso frente al Gobierno en funciones de Mariano Rajoy. Durante la legislatura fallida, entre las elecciones de 2015 y las repetidas de 2016, el Ejecutivo del PP se negó a someterse al control del Congreso y éste llevó el asunto al Constitucional, que todavía no ha resuelto el conflicto.