El «show» de Netflix en su estreno en Cannes: silbidos y fallos en la proyección

La película «Okja» estuvo diez minutos desenfocada en pantalla hasta que tuvieron que reiniciar la cinta entre pitos

Hoy era un día marcado en el calendario del Festival de Cannes. Por fin una de las dos películas de Netflix que compiten por la Palma de Oro se estrenaba en el Gran Teatro Lumière. Era el turno del filme «Okja», de Bong Joon-ho, un evento importante por toda la polémica, críticas e incluso vetos que ha provocado la presencia de la compañía de vídeo bajo demanda en el primer festival del mundo. Y el resultado no pudo ser, a nivel técnico, más desastroso.

La proyección arrancó mal. Durante diez minutos la parte superior de la pantalla se veía desenfocada, lo que suponía que las filas de la segunda planta del Lumière no pudieran descifrar qué estaba en la gran pantalla. Los encargados de la proyección decidieron parar y empezar de nuevo, sin más explicaciones, lo que hizo que el cabreo de los presentes fuera en aumento. Un cabreo que se materializó con una sonora pitada cuando la película comenzó por segunda vez, siendo más intenso el ruido cuando las letras rojas de Netflix aparecieron sobreimpresionadas en los créditos iniciales.

Tras este fallo grave, y una vez solventado, la película de Bong Joon-ho se pudo disfrutar sin más dificultades y dejando un buen sabor de boca entre los especialistas de cine.

Loading...