El TAD destituye a Ángel Villar

17

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha destituido de forma definitiva a Ángel María Villar como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF). El presidente en funciones, Juan Luis Larrea, y su junta directiva pasan a ser una comisión gestora y tienen ahora la obligación de convocar nuevas elecciones a la presidencia federativa, según ha adelantado José Ramón de la Morena en Onda Cero..

La decisión del TAD se produce una semana después de que la FIFA amenazara con dejar a la selección española fuera del Mundial de Rusia 2018 por injerencias gubernamentales en la gestión de la RFEF. La posibilidad de llevar a cabo unos nuevos comicios a raíz de una iniciativa del Consejo Superior de Deportes (CSD) puede ser considerada por el organismo internacional como la intromisión más grave.

El expediente que ha desembocado en la destitución de Villar fue abierto en septiembre por haber vulnerado el deber de neutralidad en el proceso electoral que acabó ganando. Su apertura respondió tambie’n a una iniciativa del CSD, después de las denuncias presentadas por el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, y los dos precandidatos a las elecciones, Jorge Pérez y Miguel Galán.

Falta de neutralidad

El TAD ha decidido ahora destituir a Villar por esa vulneración del deber de neutralidad al haber difundido su programa electoral en diversos medios y mediante una carta a los presidentes de las federaciones territoriales. “Una vez convocadas las elecciones a la RFEF por su entonces presidente, el día 13 de febrero de 2017, éste pasó a ocupar la presidencia de la comisión gestora. Siendo presidente de dicha comisión gestora y sin cesar de la misma llevó a cabo numerosas actividades dirigidas a publicitar y promover su condición de candidato a la presidencia de la RFEF y a captar el apoyo para su candidatura”, señaló la instructora del expediente abierto, Cristina Pedrosa, en su propuesta de destitución, decidida ahora por el TAD.

Suspensión cautelar

Villar fue suspendido cautelarmente por la comisión directiva del CSD durante un año el 25 de julio mientras estaba encarcelado en la prisión de Soto del Real por su implicación en el Caso Soule. El pasado lunes compareció en rueda de prensa para reiterar que la amenaza de la FIFA, pero que él no tiene nada que ver con ella. El pasado 15 de diciembre la Audiencia Nacional rechazó la solicitud de medidas cautelares realizada por Villar contra dicha suspensión.

La comisión electoral de la RFEF rechazó el jueves la petición el presidente ahora destituido para la suspensión de la tramitación de la moción de censura promovida por Luis Rubiales, cuya votación por la asamblea fue pospuesta hasta que se elijan el 29 de enero las plazas vacantes en dicha asamblea. Con esta nueva situación, habrá que elegir de nuevo a los 139 miembros de la asamblea, se repetirá el proceso electoral y queda aparcada dicha moción de censura.