El Tajo, Vega Baja, Santa Clara y Santa Úrsula, encabezan la «Lista Roja» de la Academia

La Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo ha hecho pública su «Lista Roja» del patrimonio con 25 bienes culturales de la provincia en peligro, una lista que encabeza un río Tajo «en estado catatónico, convertido en un canal de malas aguas», según el presidente de la Academia, Jesús Carrobles, que presentó este proyecto acompañado de la coordinadora de los académicos numerarios que han hecho esta selección, Josefa Blanco. Y aunque el río no es un monumento la Academia destaca su valor histórico por su importancia en la configuración del poblamiento humano en la provincia desde la Prehistoria, por su valor ambiental y cultural por su capacidad para generar paisajes culturales de valor excepcional.

En segundo lugar la Academia señala el yacimiento arqueológico de Vega Baja y el circo romano, aunque el propio Carrobles reconoció que «no tiene peligro inminente», ya que con la elaboración del nuevo Plan de Ordenación Municipal saldrá de la lista.

Más preocupado se mostró por la situación de los conventos de Santa Clara y Santa Úrsula, vacíos desde 2015, que se encuentran en el tercer y el cuarto puesto de esta «Lista Roja». Carrobles avanzó que esta semana la Real Academia va a presentar una aclaración sobre la situación de estos inmuebles que atesoran importantes bienes culturales y existe el riesgo de dispersión de este rico patrimonio. Se trata, a su juicio, del principal problema patrimonial que tiene la ciudad y al que «entre todos hay que arreglarlo».

Los otros bienes que forman parte de esta lista son los Baños de San Sebastián de Yuso, el Salón Rico del Corral de don Diego y la Coracha Docecantos. Todos ellos ubicados en Toledo. Además de San Pedro de la Mata en Sonseca, el Castillete de la mina Económica en el complejo minero de Guajaraz en Mazarambroz, los molinos de Santa Catalina en Sevilleja de la Jara, las Aceñas del Conde en El Torrico, Caleros de Montes Claros, las minas de oro de Sierra Jaeña, el Pozo de nieve de El Piélago, los Molinos de Riofrío en Sevilleja de la Jara y la Central eléctrica del Puente Viejo en Talavera.

En peligro

También forman parte de la lista el Molino de Riofrío de Sevilleja de la Jara, la Central eléctrica del Puente Viejo de Talavera, el Molino y Máquinas de Monteagudo de Oropesa, el Castillo de Barcience, el Castillo de Dos Hermanas de Navahermosa, el Castillo de Montalbán, el Castillo de Caudilla, la Atalaya del Cerro del Malojo de el Casar de Talavera, la plaza de Fuensalida, la Chimenea industrial en Yuncler y el Caso de Postas de Oropesa.

En total fueron 45 las propuestas que se recibieron en la Academia y los criterios para la selección, según Josefa Blanco, fueron «un poco difíciles porque la lista era muy larga y porque todos los bienes que nos remitían, prácticamente, estaban en esa situación de peligro».

Loading...