El TC suspende la ‘Carta Magna’ provisional catalana aprobada por el Parlament

25

El Tribunal Constitucional ha suspendido de manera cautelar la Ley de Transitoriedad catalana aprobada la semana pasada por el Parlament y que establece un régimen transitorio –una de Carta Magna provisional de una eventual República de Catalunya- en caso de prosperar el referéndum de independencia que la cámara autónoma ha convocado para el 1 de octubre y que también ha sido suspendido por el TC.

El Alto Tribunal ha admitido a trámite el recurso presentado por el Gobierno contra la norma, que fue publicada el pasado viernes en el Diario Oficial de la Generalitat catalana. La admisión a trámite conlleva la suspensión cautelar de esa ley hasta que el alto tribunal resuelva el fondo del litigio entre el Gobierno central y el catalán y el Parlament para lo cual cuenta con un plazo de cinco meses.

El recurso que el Gobierno central ha anunciado contra la ley de Transitoriedad tilda a esta norma de ser “la mayor afrenta y amenaza” a las leyes sobre las que se basa la convivencia en España desde 1978 y el “mayor ataque concebible” a los valores democráticos.

La ley autonómica se aprobó casi a la una de la madrugada del pasado viernes tras una maratoniana y crispada jornada parlamentaria y ocho horas de discusiones sobre la legitimidad del procedimiento más que sobre el contenido.

El Parlament aprobó esta ley de ruptura con los 71 votos a favor de Junts pel Sí (JxSí) y la CUP y 10 en contra de Catalunya Sí Que Es Pot, mientras que los diputados de Ciudadanos, PSC y PPC se ausentaron del hemiciclo.

El día anterior el Parlament había sacado adelante la ley del referéndum,  en contra de la prohibición del Tribunal Constitucional, y que había sido suspendida por el máximo tribunal de garantías constitucionales poco antes de la aprobación de la ley de Transitoriedad.

La llamada ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República regula un régimen transitorio hasta la aprobación de una eventual Constitución catalana en el caso de la victoria del ‘sí’ en el referéndum del 1 de octubre. Esta consulta ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional de manera cautelar y el alto tribunal ha apercibido al Govern, Parlament, alcaldes y responsables policiales de las consecuencias penales de su incumplimiento. 

(Habrá ampliación)