Inicio Actualidad El TEDH admite la demanda de 20 diputados contra el Constitucional por...

El TEDH admite la demanda de 20 diputados contra el Constitucional por no dictar sentencia sobre el recurso contra la ley del aborto

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha admitido la demanda contra el Tribunal Constitucional que presentaron 20 diputados en junio de 2021 por retrasar de manera injustificada su pronunciamiento sobre el recurso a la Ley del aborto de 2010.

Los diputados señalaron que el Constitucional viola -y continúa violando- lo previsto en el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) que garantiza «el derecho a un proceso sin dilaciones indebidas».

«Durante más de diez años y sin causa justificada el Tribunal Constitucional español se ha negado a dictar sentencia (…), mientras en el mismo periodo ha dictado miles de sentencias en otros recursos interpuestos mucho después», subrayaron en el escrito.

Los demandantes, entre los que se encuentra la actual diputada de VOX Lourdes Méndez, denunciaron que con fecha 16 de diciembre de 2020 presentaron ante el TC un escrito solicitando que se dictase sentencia y los magistrados tampoco respondieron al escrito.

«El Tribunal Constitucional se ha convertido en un tribunal político. Que en un tema fundamental de su competencia como es el del derecho a la vida no pronuncie sentencia es algo dramático. Su labor y su papel están en entredicho», señaló Lourdes Méndez.

En el recurso -presentado en 2010- los diputados denunciaron que la ley creaba un sistema en el que la vida del no nacido en las primeras 14 semanas de gestación quedaba absolutamente desprotegida. «Estamos ante el reconocimiento de un derecho al aborto libre hasta la semana decimocuarta de embarazo que resulta incompatible con el artículo 15 de la Constitución Española, que reconoce que todos tienen derecho a la vida».

La ley -mantenida con mayoría absoluta por el PP- incluía un régimen de regulación de la objeción de conciencia contrario a la Constitución al limitarse sólo a parte del personal sanitario y exigir requisitos que limitaban -y siguen hoy limitando- su ejercicio.


Publicidad