El TSJ catalán amplía el objeto de la investigación sobre Gordó

Incluye las obras de la plaza de las Glòries de Barcelona, que tienen un enorme sobrecoste

El juez instructor del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña que analiza la implicación del exconsejero Germá Gordó en el caso del 3 por ciento ha decidido ampliar el objeto de la investigación al incluir ahora lo sucedido con las obras de la plaza de las Glòries de Barcelona, que tenían un presupuesto de más de 85 millones de euros sin IVA y que tienen una enorme desviación presupuestaria. En un principio el TSJ consideró, en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que no había indicios suficientes de que esta operación fuera irregular, pero ahora cambia de criterio.

El juez de El Vendrell Joaquín Bosch, que instruye la pieza general del caso del 3 por ciento, consideraba en su primera exposición razonada al TSJ para que investigase a Gordó que había cinco operaciones concretas supuestamente irregulares que demostrarían que el exconsejero de Justicia participaba en el proceso de concesión de obra pública a empresas a cambio de financiación para Convergencia Democrática de Cataluña.

Esas obras eran del Consorcio de Educación de Barcelona; de otras en el dique del puerto de la Ciudad Condal; unas terceras en un tramo de la carretera C-55; la ya citada de la plaza de las Glòries y las últimas en un instituto de Manresa. El TSJ rechazó en un primer momento aceptar esa exposición razonada y devolvió el caso al juez de El Vendrell.

Pasado un tiempo, el magistrado Bosch volvió a pedir al TSJ que investigara a Gordó, pero esta vez no incuyó las obras de la plaza de las Glòries. Y esta vez sí, el alto tribunal catalán aceptó el caso. Ahora, con la investigación más avanzada, el instructor del TSJ Carlos Ramos sí ha decidido someterlas a su escrutinio.

El 25 de noviembre de 2014 se licitaron las obras de la plaza por 85.319.676 euros, que incluían unos túneles. Contrataba Bimsa, la empresa municipal de gestión de infraestructuras, presidida por Antoni Vives, teniente de alcalde y concejal de Urbanismo. Ese mismo día, en la agenda del presidente de la empresa Copisa, Xavier Tauler, hay una anotación sobre el concurso.

El día de presentación de ofertas, el 1 de diciembre de 2014, hay otra anotación de Tauler: «GLORIES UTE amb COMSA I. B. ARNÓ. Vendre la UTE al més alt nivell. President». (Vender la UTE al más alto nivel. Presidente). Y ese mismo día anota un OK para una reunión «con Córcega», calle donde estaba la sede de Convergencia, para hablar sobre el tema.

Anotaciones sospechosas

Dos días después hay otra anotación de Tauler sobre una reunión con Vives, de nuevo para hablar de «COMSA-B.ARNÓ-ROGASA-Glòries», y escribe que a Rogasa los avisarán ellos.

El 22 de diciembre, supuestamente siguiendo órdenes de Gordó, el tesorero de CDC Andreu Viloca se reúne con Tauler. Ese día la empresa de éste ingresa 40.000 euros en Catdem, la fundación del partido. El 15 de enero, tres días después de la presentación de ofertas, ingresa otros 25.000. El 20 de enero Tauler escribe que ya tiene la adjudicación de sus lotes, pese a que la adjudicación oficial no se hace hasta febrero de 2015… Por supuesto, a la UTE formada por Comsa, Benito Arnó e Hijos, Rogasa y Copisa, exactamente las mismas empresas de las anotaciones de la agenda. El Ayuntamiento de Colau decidió en junio rescindir los contratos con esas empresas y licitar de nuevo las obras.

Loading...