El último rocambolesco caso de realquiler en Airbnb: encuentra su piso con tres literas en el comedor

Desde que Montse Pérez hiciera público que tuvo que reocupar su vivienda de la Barceloneta, realquilada por el inquilino en Airbnbb, este fraude no ha dejado de aflorar en la ciudad. El Ayuntamiento de Barcelona ha detectado unos 200 casos de arrendatarios que realquilan los pisos a turistas. La última denuncia que se ha dado a conocer es la de Alexis Gullón, propietario de un dúplex de 60 metros cuadrados en el barrio del Raval.

Este vecino denuncia que el inquilino realquilaba a turistas su piso de 60 metros cuadrados acondicionado con 14 colchones y cobraba 500 euros la noche. “Solo en el comedor había tres literas”, se lamenta el propietario, que vio el anunciado de su piso en Airbnb y ha hecho público su caso en el El Món a RAC1..

El inquilino realquilaba tres pisos en Barcelona, otro en Milán y en Francia

En este caso, Gullón, que antes de alquilar el piso ya se lo intentaron ocupar, ha podido solucionarlo “por las buenas porque al inquilino no le interesaba que le denunciasen”. En su perfil, “el mismo chico tenía un piso en Milán, otro en Francia y tres en Barcelona”, añade.

El afectado también ha lamentado que los propietarios están indefensos ante este tipo de situaciones: “Nadie te ayuda, ni Airbnb, ni el Ayuntamiento. Parece que solo nos ayudan si salimos en los medios de comunicación”.

El propietario alquilaba por 1.200 euros al mes el piso de 60 metros cuadrados más un local diáfano de otros 70 metros cuadrados.

El propietario denuncia que “nadie te ayuda, ni Airbnb ni el Ayuntamiento”

Loading...