Inicio Actualidad El vestuario del Real Madrid lo tiene claro: “Si jugamos así, perderemos...

El vestuario del Real Madrid lo tiene claro: “Si jugamos así, perderemos pocos partidos”

El empate del Real Madrid en San Mamés está derivando en las primeras críticas hacia el equipo dirigido por Julen Lopetegui en lo que va de Liga. El equipo blanco no pudo vencer al Athletic en un encuentro físico, competido y de alto nivel, pero en la plantilla, incluyendo al cuerpo técnico, no están ni mucho menos preocupados por lo sucedido en Bilbao, más bien todo lo contrario.

“Si jugamos así, perderemos pocos partidos”, afirman desde el vestuario del Real Madrid, seguros de que lo sucedido tuvo una dosis importante de mala suerte y que aún con todo ello se pudo sumar los tres puntos. “Hicimos todo para ganar y sólo nos faltó un punto de fortuna”, se asevera, en una declaración firme y segura del plan a seguir en lo que resta de temporada.

Salvo en momentos puntuales del partido, el Real Madrid tuvo el control del duelo en San Mamés. Un gol de Muniain tras una jugada elaborada y con una importante dosis de suerte adelantó a los vascos, pero los blancos, con Kroos, Bale y Asensio al mando, consiguieron firmar las tablas por mediación de Isco, uno de los suplentes en la noche del sábado.

El encuentro siempre estuvo más cerca del Real Madrid y prueba de ello es la elección prácticamente unánime de Unai Simón como hombre del partido. El cancerbero rojiblanco se interpuso entre los delanteros madridistas y el gol con hasta tres paradas sobresalientes que no permitieron que el 1-2 subiera al luminoso. Courtois, seguro durante todo el encuentro sólo tuvo que intervenir de forma ponderable en una acción más allá del gol, prueba de que a los puntos, el Madrid fue superior a su rival.

En cualquier caso, el Madrid cedió dos puntos en la lucha por la Liga, permitiendo una ligera distancia al Barcelona, que sufrió de lo lindo en Anoeta pero pudo encontrar esa dosis de suerte que le faltó el Real Madrid. Con la llegada de la Champions y la Liga relanzada tras el parón de selecciones, el sentimiento del vestuario es claro: se están haciendo las cosas bien y si la fortuna está del lado merengue, los resultados irán llegando a la par que el buen juego.