El virus FIFA cura al Real Madrid

5

En el fútbol, como en todo deporte, las dinámicas son importantes. El Real Madrid, en mitad de una crisis de resultados y juego, pedía a gritos un instante de tranquilidad y reflexión, sin dos partidos por semana, para reestructurar todas sus ideas. Tras cuatro partidos en dos semanas, ninguno sin victoria, llegó un parón por selecciones que al Real Madrid no le ha podido venir mejor.

Sumergido en una grave crisis, el club blanco tiene ahora dos semanas para desconectar, reestructurarse, cambiar métodos e ideas y olvidar el pasado. Nunca antes le había venido bien estas dos semanas sin competición que servirán para alejar los focos, trabajar internamente y sin tanta presión que en otras semanas y poder darse un respiro al menos durante 10 días.

El parón para la crisis

Salvo que algún jugador se lesione con su selección, todo es positivo en este parón para el Real Madrid. Normalmente, estas fechas FIFA son un problema para los equipos, porque además de que sus jugadores acumulen minutos con sus selecciones, paran el ritmo competitivo del equipo (de septiembre a noviembre hay tres parones, uno por mes) y no ayudan al normal funcionamiento de la temporada. Pero en esta ocasión, al Real Madrid le viene de perlas.

Lo principal se debe a que corta una racha de cuatro partidos horribles en los que no marcó ni un solo gol y perdió en Sevilla, Moscú y Vitoria. Tres derrotas y un empate en dos semanas que llevaron al Real Madrid a una situación límite de juego y resultados. En caso de continuar la competición, la crisis podría ir a más. Ahora, con el parón, se enfría todo.

En cuanto juegue la selección española (lo hará el jueves en Cardiff), así como otros países, todos los focos irán sobre estas selecciones y el Real Madrid pasará durante unos días a un segundo plano. Lopetegui dejará de ser la principal noticia, el ruido sobre una posible destitución del técnico vasco irá a menos y la tranquilidad se apoderará en el entorno del club blanco. Los pinchazos quedarán lejanos y solo estarán los próximos duelos ante Levante, Viktoria Plzen y Barcelona en la agenda.

Un respiro para los lesionados

Además de esto, importante son las dos semanas que el Real Madrid gana con sus lesionados. Benzema, por ejemplo, tiene una lesión prevista para dos semanas, por lo que incluso podría no perderse ningún partido. Si las molestias las hubiera sentido en otra parte de la temporada, el delantero francés se hubiera perdido cuatro partidos posiblemente.

De vital importancia para el Real Madrid son las recuperaciones de dos titulares a los que Lopetegui echa en falta: Marcelo y, sobre todo, Isco. Si la competición siguiera, seguirían perdiéndose encuentros y la ausencia del malagueño ya es muy alargada. Con este parón, ambos jugadores completarán 14 días de recuperación sin perderse ningún partido, algo que ambas partes, jugadores y equipo, agradecen.