Inicio Actualidad Emotivo discurso de George W. Bush en el funeral de su padre

Emotivo discurso de George W. Bush en el funeral de su padre

George Herbet Walker Bush, 41º presidente de los Estados Unidos, falleció el pasado 30 de noviembre en Houston (Texas), a los 94 años. Su hijo George W. Bush, también ex presidente de EEUU, realizó un emotivo discurso de despedida durante el funeral de su progenitor.

Un responso al que acudieron los últimos presidentes estadounidenses vivos: Donald Trump, junto a Melania; Barack Obama, junto a su esposa, Michelle; Bill Clinton y su esposa Hillary, candidata demócrata en las últimas elecciones; y Jimmy Carter, presidente entre 1977 y 1981.

“En sus últimos minutos de vida, le llamé. El chico al otro lado del teléfono me dijo que creía que podía oírme, pero no había dicho nada en todo el día. Le dije, Papá te quiero, has sido un padre maravilloso. Y las últimas palabras que diría sobre la Tierra fueron: ‘Yo también te quiero’”, así empezó su emotivo discurso George W. Bush.

Un discurso en el que destacó los valores de su padre, todas las enseñanzas que recibió de él y la forma con la que afrontó la vida, muy especialmente la muerte de su queridísima esposa Bárbara.

Precisamente ese fue uno de los pasajes con mayor carga emocional. “Cada día, en sus 73 años de matrimonio., nos enseñó lo que significa ser un gran esposo. Se casó con su amor. La adoraba. Rió y lloró con ella. Estuvo totalmente dedicado a ella. Después de la muerte de mamá, papá fue fuerte. Pero todo lo que quería era volver a coger su mano otra vez”, relataba Bush.

Pese a lo solemne del momento, Bush se permitió quebrar la seriedad del momento con algunos chistes sobre su padre como, por ejemplo, recordando que “en los últimos tiempos se dedicaba a ver reposiciones de series policiacas… con el volumen muy alto”.

Pero también recordó las lecciones que como hijo aprendió del 41 presidente de los Estados Unidos. “Mi padre me enseñó lo que es ser un presidente que sirve con integridad, liderazgo y coraje, y ejerciendo con pasión por los ciudadanos de su país. Las páginas de la historia recordarán que George H. W. Bush fue un gran presidente”, decía Bush hijo. “En su discurso de investidura dijo: ‘No sólo aspiramos a dejar a nuestros hijos un coche más grande, una cuenta corriente más abultada. Debemos aspirar a darles el sentido que tiene ser un amigo fiel, un padre amoroso, un ciudadano que deja su casa, su barrio y su ciudad mejor de como la encontró. ¿Qué lo que queremos que digan los hombres y las mujeres que trabajan con nosotros cuando nos hayamos ido? ¿Que hemos tenido más éxito que ningún otro de los que nos rodean? ¿O que dejamos de preguntarnos si un niño enfermo mejoró y estuvo un momento allí para lograr un mundo mejor?’. Pues, papá, vamos a recordarte exactamente por eso y por mucho más”.

Bush se emocionó recordando los valores que le transmitió su padre. “Un gran y noble hombre, el mejor padre que un hijo o una hija pueden tener. En nuestro dolor, sonriamos sabiendo que Papá está abrazando a Robin y cogiendo la mano de Mamá otra vez”.