Empieza la ofensiva militar en Irak para liberar a Mosul del Estado Islámico

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, dio comienzo a la esperada ofensiva militar para arrebatar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) la ciudad de Mosul, en el norte del país.

Al Abadi, que es también el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas iraquíes, aseguró a través de un mensaje difundido por la televisión estatal Al Iraquiya que sus tropas están comprometidas en esta batalla.

Dirigiéndose a los “hijos de Irak y de Nínive”, provincia cuya capital es Mosul, Al Abadi anunció el comienzo de la de operación para liberar esta región, último bastión de los yihadistas en el país.

“Se acerca el momento de la gran victoria”, aseguró Al Abadi, y prometió que va a restablecer la vida y la estabilidad en la ciudad de Mosul, la segunda más importante de Irak y que permanece en manos del Estado Islámico desde el verano de 2014.

“Pronto levantaréis la bandera de Mosul en el centro de Mosul y en todas las ciudades y pueblos (de Nínive)”, añadió el jefe del Ejecutivo.

Asimismo, pidió a las familias de Mosul que colaboren con las fuerzas de seguridad y destacó que la operación está dirigida por el Ejército iraquí y la Policía Nacional, y por ninguna otra fuerza, en referencia a las milicias progubernamentales o las tropas kurdas “peshmergas”, que participan en la misma.

Las fuerzas especiales de Irak están desplegadas para una ofensiva y retomar Mosul de los militantes del Estado Islámico
Las fuerzas especiales de Irak están desplegadas para una ofensiva y retomar Mosul de los militantes del Estado Islámico (Adam Schreck / AP)

Al Abadi dijo que hubo intentos de frustrar el comienzo de esta operación, pero que el 2016 será “el año del final del terrorismo y de la organización Daesh” (acrónimo en árabe del EI).

Desde la semana pasada, distintos cuerpos de las fuerzas iraquíes, apoyados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, han ultimado los preparativos para la batalla, después de haber ganado terreno al EI en los alrededores de Mosul en los pasados meses.


Otros conflictos


En los últimos días había escalado además el conflicto entre el Gobierno iraquí y Turquía. Bagdad pide la retirada de tropas turcas estacionadas al noreste de Mosul y que forman a milicias sunitas, entre otras fuerzas. Turquía, por su parte, rechaza el retiro de sus unidades.

Organizaciones de ayuda advirtieron antes del inicio de la ofensiva de un nuevo drama de refugiados. ACNUR estima que unas 700.000 personas podrían huir de Mosul y necesitar ayuda.

El Estado Islámico ha perdido en los últimos meses importantes territorios en Irak y también en Siria. A mediados de año las fuerzas iraquíes liberaron el bastión del EI en el este del país, Faluya. En Siria, el EI también está bajo presión. El domingo, rebeldes apoyados por Turquía tomaron la localidad de Dabik, en el norte del país.