Inicio Actualidad Enfrentamiento en el Govern por la prórroga de las restricciones

Enfrentamiento en el Govern por la prórroga de las restricciones

La nueva prórroga de las restricciones ahonda cada vez más la brecha entre los socios del Govern, que van a una media de dos crisis por semana en la gestión de la pandemia desde que funciona sin president. La presión de restauradores y alcaldes es un acicate para Junts, que lleva días reivindicando, en privado y en público, una reapertura controlada de bares y restaurantes, pero también de la cultura y de las actividades deportivas. Se trata de ámbitos que están todos bajo dependencia de conselleries que gobiernan los posconvergentes y por las que presentaron batalla durante la reunión de todos los miembros del Govern ayer por la noche y que tenía sobre la mesa la prórroga de una semana de las restricciones. De hecho, incluso algunos dirigentes de Junts recordaban que las resoluciones que salen de este organismo van firmadas por la consellera de Salut, Alba Vergés, (ERC), pero también por el conseller de Interior, Miquel Sàmper, de Junts, y éste no estaría dispuesto a avalar prórrogas de restricciones sin perspectivas de flexibilización de los actuales cierres.

Desde ERC se insiste en que la recomendación de los técnicos es esperar unos días y se escudan en que las decisiones no se pueden tomar en función de la presión de los sectores afectados, como es el caso de la restauración. “Entendemos que se quiera reabrir”, sostienen, y sería lo ideal para el comité de campaña de Pere Aragonès con la vista puesta en el 14-F, pero se impone la prudencia. El propio vicepresident insistió en que el Govern toma las decisiones “después de escuchar a los expertos y ver los escenarios de incidencia de la pandemia de las próximas semanas”. “El Govern comunica las decisiones después de consensuarlas en el consell executiu y habiendo evaluado el impacto sanitario, económico y social. Abrir debates a través de los medios sobre qué hará o dejará de hacer el Govern solo genera más confusión”. Twitter funciona ahora como vía de comunicación en el Govern.


Junts amenaza con que Sàmper no firme las resoluciones del Procicat si no hay perspectivas de abrir

El destinatario es Junts y especialmente el conseller de Empresa, Ramon Tremosa, al que se acusó de “deslealtad al Govern” desde ERC después de que se hiciera público su plan para reabrir las terrazas de bares y restaurantes al 50% del aforo entre las 13 y las 16 h. El Gremi de Restauració rechazó la “propuesta de fireta” y en Junts, tras reconocer que la iniciativa era desacertada, creen que la reacción del sector apoya sus tesis de la reapertura.

Meritxell Budó pidió disculpas el martes por el fiasco de las ayudas a los autónomos, pero en Junts siguen apuntando hacia el conseller de Empresa, Chakir el Homrani, y el propio Aragonès y recuerdan que se han frenado otras convocatorias en busca de un método que huya del “prior tempore, potior iure”. Para los posconvergentes “hay que dar oxígeno a los hospitales, pero también a las empresas” y Aragonès miraba a Madrid por la infrafinanciación de Catalunya. Recordó además que hace dos semanas pidió a Pedro Sánchez una moratoria fiscal, la rebaja de las cuotas de los autónomos y un plan de choque económico y social. Ahora, el presidenciable de ERC pide al PSC y los comunes que fuercen al Gobierno a dar soluciones. Y en Junts recuerdan que ERC hoy facilita la tramitación de las cuentas en Madrid “sin lograr ninguna de esas reivindicaciones”.

¿El Govern ha gestionado bien los rebrotes de la Covid-19 en Catalunya?