Inicio Actualidad ENRIQUE DE VIVERO FERNÁNDEZ, ELEGIDO PRESIDENTE DE VOX EN MÁLAGA TRAS IMPONERSE...

ENRIQUE DE VIVERO FERNÁNDEZ, ELEGIDO PRESIDENTE DE VOX EN MÁLAGA TRAS IMPONERSE A JOSÉ ENRIQUE LARA

Enrique de Vivero

Objetivo cumplido. Enrique de Vivero ya es presidente de Vox en Málaga con nota alta. Se ha impuesto al aparato al ser el candidato más votado en las elecciones internas celebradas hasta las 6 de la tarde hoy. Una victoria, rotunda, espectacular, del hombre que a base den constancia ha convertido en realidad lo que hasta hace solo dos meses parecía una quimera: el cambio den Vox Málaga.

La euforia es compartida por todos los miembros del equipo de Enrique de Vivero. Creen que ha sido sobre todo el triunfo del cambio y de la ilusión.

El triunfo del ex alto mando militar ha cola adhesiónntado con  de decenas sido gracias al apoyo de centenares de militantes. La mecha de la esperanza fue prendida en el hotel Málaga Palacio el sábado 4 de septiembre y el estruendo de ilusión se ha desbordado en la noche de hoy.

Enrique de Vivero, coronel legionario, merecida y dignamente retirado tras una larga trayectoria militar, podría haber hecho lo que muchos: vivir despreocupadamente su jubilación. Sin embargo, su sentido del deber le llevó a presentar su candidatura para el Comité Provincial de Vox en Málaga cuando solo unos pocos creían en sus posibilidades. La circunstancia que vive nuestra patria se ha vuelto tan excepcional que la necesidad de actuar es urgente. Por ello, nuestro coronel pretende, desde la presidencia provincial del partido, acometer una serie de reformas internas que, por su lógica aplastante, no pueden ser más apremiantes.

Pretende evitar la duplicidad de cargos y la acumulación de funciones en unas pocas personas que ejercerían un férreo control sobre la militancia provincial. A ésta, en cambio, se le debe dar un adecuado cauce de participación en el nombramiento de cargos electos a fin de evitar el enchufismo y el nepotismo familiar en la designación de puestos de responsabilidad.

La deriva independentista en Cataluña y Vascongadas, la dictadura opresiva de género y del lobby gay, el adoctrinamiento escolar en favor de las mayores perversiones, el crimen del aborto elevado a la dignidad de derecho irrenunciable, la destrucción de la misma naturaleza masculina y femenina a manos de los ingenieros sociales a sueldo de Bruselas, los delitos de odio como arma para neutralizar el pensamiento disidente, la pésima gestión de la epidemia con el consiguiente número de ancianos eutanasiados por Pablo Iglesias, Illa y Fernando Simón, la colonización china a manos del 5G de Huawei… dibujan un panorama desolador que nos empuja a intervenir para ser verdaderamente los protagonistas de nuestra historia, no sus víctimas.

Decenas de militantes de Vox en Málaga han agradecido a este medio su apuesta desde el minuto 1 por el ya líder del partido de Abascal en Málaga. De todo ello le daremos cuenta mañana.

Lo importante es que se ha hecho realidad lo que tantos deseaban: desalojar al incompetente José Enrique Lara de la jefatura del partido.

Lara deja el partido hecho unos zorros y Enrique de Vivero tendrá ante sí la oportunidad y también el desafío de hacer de Vox en Málaga una escuela de valores. Lo que esos políticos le han hecho perder a Vox en Málaga, con sus enjuagues maniobreros, lo tendrá que recuperar de Vivero imprimiéndole al partido la sobriedad, la elegancia, la capacidad gestora y la altura patriótica de miras que han sido y son distintivos imprescindibles en su formación como militar y como español de bien.

Enrique de Vivero, hoy más que nunca, el triunfo de la constancia y nel compromiso ético con Málaga y con España.