EPA: El paro en España baja en 182.600 personas

El paro bajó en 182.600 personas en el tercer trimestre del año, quedando en 3.731.700 personas, revela la última Encuesta de Población Activa (EPA). La temporada veraniega y el tirón de los servicios explican la mejora, que lleva la tasa de paro al 16,38%, y sigue en su nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2008.

Los ocupados superan la barrera de los 19 millones por primera vez en ocho años, quedando en 19.049.200. El objetivo del Gobierno pasa por alcanzar los 20 millones de empleados para 2020, con el fin de la legislatura. En el balance del último año, en España hay 589.100 parados menos y 502.000 nuevos puestos de trabajo, al ritmo que preveía el Ejecutivo, de medio millón de empleos anuales. “Superan las previsiones y son coherentes con la buena marcha de la economía”, afirma el ministerio de Economía en una nota.

En servicios hay 96.800 parados menos

El incremento del empleo responde, en parte, al aumento de la población activa, hasta los 22.780.900 personas, ya que este trimestre hay 53.300 personas más que trabajan o buscan empleo y que en el trimestre anterior no lo hacían.

Los datos de la encuesta plasman la realidad de la economía española, que crece impulsada por los servicios, sobre todo por el tirón del turismo. Una tendencia que ha sustituido al modelo de la burbuja, cuando la construcción era la que generaba el empleo, pero que es muy dependiente de las temporadas vacacionales. Así, el desempleo disminuye este trimestre sobre todo en los servicios (96.800 parados menos) y en la industria (15.600).

Profundizando en los datos, el descenso del paro comienza a ralentizarse: la caída de hoy es la menos pronunciada desde el tercer trimestre de 2013. Y el modelo, una vez más, prioriza el empleo temporal. La mayoría de nuevos asalariados son temporales: 148.900 de 216.400. El secretario general de CCOO, Unai Sordo, valoró que “la calidad del empleo en España es mala”. “El crecimiento del empleo se está fundamentando en la precarización”, añadió.

Por comunidades, las mayores bajadas del paro este trimestre se dan en Castilla-La Mancha (38.300 parados menos), Canarias (26.700), Comunitat Valenciana (24.600) y Catalunya (21.800). La estadística, pero, recoge la evolución de empleo hasta septiembre, por lo que en el caso catalán el mercado podría haber sufrido ya un impacto por la ralentización de la economía por la crisis política, como advierten desde fuentes gubernamentales y patronales.

En cuanto a generación de empleo, se crearon 235.900 puestos de trabajo. De nuevo, servicios lidera el avance con 236.400 empleos más, seguido de industria, a mucha distancia con 34.100 empleos, y construcción, con 21.000. Las autonomías turísticas son las que más generan: lidera la Comunitat Valenciana con 47.400 empleos más, por delante de Catalunya, con 46.100, y Madrid, con 40.200.

Catalunya registra una de las mayores caídas, pero el dato llega a septiembre y no recoge un posible impacto de la crisis política

En el lado negativo, aún quedan 1.193.900 hogares donde todos los miembros están en paro, tras una caída de 83.700 –6,5%- en esta EPA. Queda a niveles de 2009. El empleo juvenil también sigue en cotas muy elevadas, aunque lejos de las peores cotas de la crisis, y se sitúa en el 35,9%.

En cualquier caso, una vez más, los datos de la EPA arrojan muchos más parados que las cifras del desempleo mensual, que cuentan 3,41 millones de parados y que son elaborados por Empleo. La diferencia radica en qué se cuenta como parado. Empleo no cuenta a estudiantes que buscan empleo, algunos beneficiarios de subsidios agrarios o aquellos que buscan empleo por cuenta propia. La EPA, en cambio, sí incluye a los que no tienen trabajo y lo buscan por su parte.

Loading...